Resultados

La guerra de tarifas y el fútbol golpean a Vodafone España: sus ingresos caen el 10,3%

La compañía pierde 24.000 clientes de televisión y 158.000 clientes móviles

Sede de Vodafone en Madrid.
Sede de Vodafone en Madrid.

Vodafone España registró una caída en sus ingresos del 10,3% en el primer trimestre de su año fiscal hasta los 1.082 millones de euros. Igualmente, sus ingresos por servicio cayeron en ese periodo un 9,3% hasta los 988 millones de euros frente al mismo periodo del año anterior. La compañía asegura que estas cifras reflejan el impacto del reposicionamiento comercial del negocio llevado a cabo en el último año y del marco competitivo, dominado por promociones agresivas, la decisión estratégica de salir del fútbol "por su falta de rentabilidad" y el empuje de proposiones low cost.

La teleco cerró junio con un total de 11,3 millones de líneas de móviles de contrato (-158.000 clientes en estos tres meses), en un periodo marcado por una alta agresividad comercial, el proceso de saneamiento y desconexión de líneas de bajo valor en la cartera y el impacto de grandes operaciones corporativas. Según la compañía, el lanzamiento de las tarifas ilimitadas en abril y la retirada de los descuentos y promociones por parte de Vodafone, generó una "reacción agresiva" desde el punto de vista comercial durante el mes de mayo, situación que se ha estabilizado durante junio, revertiendo la tendencia negativa.

"El saldo neto ha ido mejorando progresivamente a lo largo del trimestre hasta lograr cifras positivas en las última semanas del trimestre acabado en junio", dice la compañía, que acabó el periodo con saldo residencial de 4.000 líneas móviles de contrato. Vodafone asegura que esta tendencia positiva se reafirma en las primeras semanas de julio gracias a la buena acogida de las tarifas ilimitadas.

Vodafone España ha sufrido la guerra del fútbol. A cierre de junio, la operadora contaba con 1,29 millones de clientes de televisión, 24.000 menos que en el trimestre anterior. Según la compañía, su apuesta por los contenidos de cine y series a través de una nueva oferta de televisión más flexible basada en cinco paquetes temáticos para los clientes ha logrado compensar parcialmente las portabilidades salientes consecuencia del final de la temporada de fútbol y la salida definitiva de Vodafone de estas competiciones.

La compañía resalta, que ha reforzado en estos últimos meses su oferta de contenidos con la inclusión del catálogo de Starzplay y, recientemente, con toda la propuesta de Amazon Prime. Vodafone España presume de ser el único operador que integra en la misma experiencia de usuario HBO, Netflix y Amazon Prime Video entre otros en su plataforma de televisión y ser el agregador de contenidos de cine y series de televisión más completo del mundo, superando los 55.000 títulos.

La teleco contaba a finales de junio con casi 2,9 millones de clientes de fibra, 89.000 más que hace un año. En total, la cartera de clientes de banda ancha fija de Vodafone llega a 3,2 millones. El pasado abril, Vodafone y Orange ampliaron su acuerdo de compartición de redes fijas a nuevas áreas geográficas para aumentar el número de unidades inmobiliarias a la que llegan sus servicios convergentes en un millón. A finales del trimestre, Vodafone llegaba con fibra a más de 23 millones de unidades inmobiliarias en España.

La compañía también detalla en sus cuentas que el pasado abril lanzó la primera familia de tarifas móviles y convergentes con datos móviles ilimitados de España y que a 30 de junio más de 750.000 líneas ya se habían sumado a la nueva oferta. De ellas, unas dos terceras partes son convergentes y 500.000 corresponden a clientes con planes de datos ilimitados. Esta tendencia se ve reforzada en julio hasta alcanzar un millón de líneas en el nuevo portfolio. Según la compañía, se trata de una evolución "positiva" si se tiene en cuenta que la captación se produce en los segmentos y clientes de mayor valor.

Vodafone, que resalta haber consolidado su presencia en las administraciones públicas durante su primer trimestre fiscal al ganar cuentas como la diputación de Barcelona, la Generalitat de Cataluña o el Gobierno Vasco, también destaca que en ese mismo periodo se convirtieron en la primera operadora en lanzar una red 5G comercial en España. Dicha red se estrenó en 15 ciudades el 15 de junio con velocidades de descarga de hasta 1Gps y bajas latencias. Por otra parte su red 4G alcanzó a cierre de junio a 6.718 municipios, 1.124 más que hace un año, lo que supone cubrir el 98,3% de la población española. Además, su red 4G+ llega a 1.515 municipios.

A nivel global, Vodafone obtuvo una facturación de 10'.653 millones, lo que ha supuesto una caída del 2,3% por los efectos del tipo de cambio. En el caso de Europa, la facturación para el trimestre fue de 7.792 millones, un 2,1% menos. Sus ingresos por servicios orgánicos bajaron un 0,2%, una mejora frente a la caída del 0,7% del cuarto trimestre. En Europa, los ingresos por servicio disminuyeron un 1,7% frente a la caída del 2,1% del trimestre anterior. La compañía ha destacado el impacto negativo en sus cuentas de la guerra de precios en España, que han sido compensadas por las mejoras en Italia y el crecimiento de su negocio minorista en Alemania.

Nick Read, consejero delegado de la compañía, quien en mayo recortó el dividendo anual en un 40% para proporcionar "margen financiero" al grupo, ha destacado el fuerte crecimiento en la facturación de algunas geografías, especialmente Italia, y ha asegurado que esperan una recuperación gradual de los ingresos, sobre todo gracias a su negocio fijo. El directivo, que ha recordado el lanzamiento de su oferta 5G en cinco mercados europeos (España, Reino Unido, Alemania, Italia y Rumania), ha resaltado que cuando completen la adquisición de Liberty Global (por 18.400 millones de euros) serán el operador convergente líder, con un crecimiento de los servicios fijos y convergentes.

Normas