La CNMC propone que los usuarios puedan contratar dos potencias para el día

La fórmula para fijar los peajes, que incluye seis periodos horarios, permitirá pagar menos

Sede de la CNMC, en Madrid.
Sede de la CNMC, en Madrid.

El pleno del consejo de administración de la CNMC ha acordado someter a consulta pública la propuesta de circular sobre la metodología de los peajes eléctricos que pagan todos los consumidores del sistema en su factura (más de 29 millones de puntos de suministro) y que suponen unos 7.150 millones de euros anuales: 5.492 millones por el uso de las redes de distribución, que gestionan las cinco grandes eléctricas (Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP y Viegso)  y 1.646 millones por las de transporte en alta tensión, de REE.

La gran novedad de la circular está en la posibilidad de que los consumidores domésticos (con menos de 15 kW de potencia) puedan contratar dos potencias en el día, según sus usos habituales. Además, en el término variable de los peajes (energía) la circular amplía las dos tarifas horarias actuales (el peaje contratado y la llamada tarifa discriminación horaria o DH, que rige entre las 22 a 12 horas) hasta un total de seis tarifas al día para otros tantos periodos. Esta opción es para todos los usuarios no solo los domésticos.

De esta manera, cada usuario podrá contratar en función de sus necesidades de consumo (calefacción, aire acondicionado o recarga del coche eléctrico). Una medida que impulsará el desarrollo del coche eléctrico y el autoconsumo, según la Comisión.

Por otro lado, la circular en ciernes plantea la eliminación del peaje a la generación, una especie de impuesto que pagan las compañías eléctricas y que estas trasladan al precio final, lo que permitirá reducir el coste de dicho peaje en la factura de la luz en igual cuantía: 0,5 euros MWh. Por este concepto la recaudación estimada es de 127 millones de euros para 2020 (un 67% de instalaciones conecctadas a redes de transporte en alta tensión y el 33% a redes de distribución). Fuenets jurídicas consideran que esta medida requiere de otra norma, pues la circular hece solo referencia a los peajes de transporte y distribución y no a los de generación.

Según señala la CNMC en una nota de prensa, habrá un reparto entre los distintos tipos de consumidores: entre los habituales; los autoconsumidores por la energía demandada de la red y por la energía autoconsumida en el caso de instalaciones próximas; las instalaciones de generación por sus consumos propios y los intercambios de energía eléctrica que se realicen con destino en países no miembros de la Unión Europea.

En el comunicado, el organismo regulador calcula que la medida podría suponer un ahorro promedio del 6,8% para los consumidores domesticos y de un 13,4% para los industriales entre 2020 y 2025, aunque todo dependerá de los peajes a los que esté acogido cada consumidor. Con todo, dichos recortes no son consecuencia de la circular publicada ayer sobre la fórmula de los peajes, sino de las polémicas propuestas, que se encuentran en fase de consulta pública desde el pasado 5 de julio, sobre metodología de retribución de las redes, que suponen en el caso de las distribuidortas eléctricas un recorte del 7% y de Red Eléctrica de otro 20% para el nuevo periodo regulatorio de seis años.

La estructura de peajes propuesta favorecerá el desarrollo del coche eléctrico y el autoconsumo

Los técnicos de la CNMC han elaborado ambas circulares al mismo tiempo, ya que de los recortes en los ingresos de las eléctricas que reciben sus ingreso regulados de la factura, se deriva el ahorro de los consumidores en el recibo de la luz.

El porcentaje de ahorro al que hace referencia la Comisión es únicamente sobre los peajes, que suponen un 40% de, aproximadamente, la mitad de la factura total. Los 7.150 millones por peajes representan el 40% parte de los costes del sistema que los consumidores pagan en la parte fija del recibo. El resto, hasta casi 18.000 millones de euros este año, son costes que una directiva europea traspuesta en la Ley del Sector Eléctrico ha obligado a denominar “cargos del sistema” (entre ellos, los incentivos a las renovables, a las extrapeninsulares o el pago de las anualidades de la deuda eléctrica) para diferenciarlos de los peajes con los que se costea el uso de las redes. Cargos y peajes eran la llamada antiguamente tarifa integral.

Y así como la ley prohíbe destinar cualquier excedente que se produzca en el sistema a bajar los cargos, el recorte en la retribución de las distribuidoras (el que finalmente se apruebe tras el trámite de audiencia) sí se trasladará a los usuarios.

Como ya había ocurrido en el caso de las propuestas sobre la tasa de retribución de las redes energéticas, cuya posición ya había expresado en distintos informes el organismo publicó, este llegó a elaborar una circular sobre metodología de peajes en 2014, que incluso se publicó en el BOE. El anteiror Gobierno la echó en saco roto y, según fuentes próximas al regulador, la que ahora ha elaborado es una versión mejorada de aquella. El objetivo de la metodología, según la ley, es establecer los peajes de accreso a las redes, que deben ser únicos en todo el territorio y qe no incluirán ningún tipo de impuesto. Se trata de asignar los costes de las redes a cada consumidor de una manera "objetiva, transparente, no discrimiantoria y siguendo criterios de eficiencia" en el uso de las mismas, según la normativa. En la circular, elaborada por los servicios técnicos del organismo, se dirime cómo se reparten los costes de las redes por periodos y niveles de tensión entre el término de potencia y el de energía.

Hasta septiembre

Al igual que las circulares sobre la fórmula para calcular la retribución de las distribuidoras y transportisas, de las que se derivan fuertes recortes en los ingresos de las empresas, los afectados e interesados disponen de un mes de plazo (20 días hábiles) para presentar sus alegaciones desde el momento de su publicación. En esta ocasión, el plazo queda abierto hasta mediados de septiembre, debido a las vacaciones de agosto.

Al consejo de administración de la CNMC, que se enfrenta a la aprobación de 14 circulares antes del 31 de diciembre, le quedaría por autorizar la consulta de la metodología de los peajes del gas natural, menos polémica que la de luz, y que se espera también para antes de fin de mes. Elaborar las metodologías de los peajes energéticos es una de las competencias que el RDL 1/2019, del pasado enero, otorgó al organismo regulador, que también tiene potestad para aprobar los propios peajes o tarifas de acceso a las redes cada año. Una primera cita que llegará el próximo enero.

 

Normas