Mutua compra Centauro por 130 millones y entra en el alquiler de coches

La empresa tiene una flota de 30.000 coches en España, Portugal, Grecia e Italia

Ignacio Garralda, presidente de Mutua.
Ignacio Garralda, presidente de Mutua.

Mutua Madrileña y Portobello Capital han alcanzado un acuerdo por el cual la aseguradora compra un 80% de Centauro, compañía especializada de alquiler de coches sin conductor. El importe de la operación asciende a 130 millones de euros y supone la salida de la gestora de fondos de capital riesgo de la compañía, según ha anunciado el grupo asegurador.

La adquisición ha sido aprobada por los consejos de administración de Mutua Madrileña y Portobello Capital y se espera que pueda materializarse en los próximos meses, una vez obtenidas las autorizaciones de los organismos competentes y entes reguladores. Mutua Madrileña afrontará la operación con recursos propios, sin acudir a financiación externa.

Erik Devesa, actual consejero delegado de Centauro, seguirá al frente de la compañía y la Familia Devesa mantendrá su participación del 20% del capital.

Según ha señalado en un comunicado Ignacio Garralda, presidente de Grupo Mutua, “esta operación de compra es de especial interés para nosotros porque nos permite reforzarnos en un ámbito de negocio, como es el de movilidad, que para nosotros es clave. Además, Centauro es una empresa que está batiendo al mercado año tras año, tanto en crecimientos de facturación como en rentabilidad, lo que encaja con la estrategia de crecimiento de Grupo Mutua para los próximos años”.

“Estamos satisfechos de haber ayudado a Erik Devesa y al equipo de Centauro en su estrategia de crecimiento, expansión internacional y transformación digital. Juntos hemos posicionado Centauro como un rent-a-car líder en la cuenca mediterránea” comenta Luis Peñarrocha, socio de Portobello Capital.

Fundada en 1973, Centauro está entre las siete principales compañías de alquiler de coches sin conductor en España. Cuenta con 33 oficinas en España, Portugal, Grecia e Italia y una flota media de más de 30.000 vehículos. En 2018 alcanzó una facturación de 86,6, millones de euros, un 17% más que el año anterior, y unos beneficios antes de impuestos de cerca de 15 millones.

El grupo Mutua, presidido por Ignacio Garralda, considera esta operación un paso importante en uno de los proyectos clave de su Plan Estratégico 2018-2020: situar a Mutua Madrileña en una situación clave en el ámbito de la movilidad, donde tiene el objetivo de poder cubrir todas las necesidades de sus clientes ante los cambios económicos y sociales que están transformando los hábitos de vida y la forma de desplazarse.

Según los datos de Mutua, el sector del alquiler de coches es un negocio en continuo crecimiento que lleva 10 años seguidos al alza, gracias en gran parte a la positiva evolución del número de turistas que visitan España. El año pasado el sector registró una facturación de 1.700 millones de euros, y solo en los últimos tres años el crecimiento acumulado del negocio ha sido del 20%.

Mutua indica que la compra de Centauro supone una oportunidad única para consolidar su estrategia de movilidad a través del mercado de “rent a car”, que puede jugar un papel relevante a la hora de ofrecer nuevas formas de disponibilidad de vehículos a los asegurados además de tenerlos en propiedad.

La adquisición del 80% de Centauro se suma a las recientes entradas en el capital de Movo, la startup de micromovilidad española, y el agregador Chipi, especializado en ofrecer y desarrollar soluciones de movilidad. Mutua tiene el objetivo de contribuir a la expansión de estos negocios ofreciendo soluciones de movilidad a sus Mutualistas tanto en España como en los mercados internacionales.

Normas