Los coches autónomos de General Motors no circularán este año, ¿sabes por qué?

Los coches autónomos de General Motors no circularán este año, ¿sabes por qué?

Cruise es la empresa de GM que explora esta nueva tecnología de movilidad.

Si los coches eléctricos son (casi) el presente, parece que los vehículos autónomos van a protagonizar el futuro del mismo modo que llevan haciéndolo décadas en muchas películas de ciencia-ficción. Y la batalla va a ser épica porque hay actores que quieren posicionarse dentro de un negocio que esperan, sea, realmente beneficioso.

Y General Motors tiene su personal apuesta con Cruise, una empresa que en 2017 avisó de que empezaría a operar de manera permanente a finales de 2019. Eran los tiempos en los que Google anunciaba su Waymo y Ford también dejaba caer que empezaba a explorar el territorio de los vehículos autónomos con las miras puestas en 2021. Eso sin hablar de Tesla, que va a lo suyo.

Del coche sin volante al retraso de sus planes

En pleno bum de anuncios, Cruise comenzó a hacer pruebas en San Francisco mientras anunciaba General Motors la fabricación de un vehículo sin volante, que sería la demostración de que su apuesta iba en serio y que, sobre todo, controlaba la tecnología.

Cruise, de General Motors.
Cruise, de General Motors.

Ha sido su CEO, Dan Ammann, el que ha echado agua al vino al anunciar que no van a tener el servicio listo para finales de este año y que se centrarán en ampliar su infraestructura de pruebas en San Francisco. Igual que Google, igual que Ford e igual que los demás actores que buscan hacerse con un hueco importante en el transporte público sin conductor.

¿Qué razones hay detrás de este retraso? Pues según el CEO de Cruise "Nuestro primer despliegue debe hacerse correctamente y solo lo haremos cuando podamos demostrar que tendremos un impacto neto positivo en la seguridad en nuestras carreteras". Y eso, a pesar de que Honda quiere invertir algo más de 2.700 millones de dólares en el sector de la mano de General Motors. De lo que no hay duda es de que los coches autónomos son el futuro. Otra cosa es que queramos que ocurra ya lo que de forma natural debe tomarse su tiempo para que sea rentable y, sobre todo, seguro.

Normas