Repsol cierra con una subida del 6% en Bolsa tras proponer amortizar un 5% del capital

El beneficio de la petrolera cae un 26% por el efecto de las plusvalías de la venta de Naturgy el año pasado

Repsol obtuvo en el primer semestre de este año un beneficio neto de 1.133 millones de euros, lo que ha supuesto una caída del 26% respecto al obtenido en el mismo periodo del año pasado, en que se incluyeron las plusvalías de 344 millones de euros proveniente de la venta de su participación del 20% en Naturgy. El beneficio neto ajustado, que mide específicamente el comportamiento de los negocios, fue de 1.115 millones de euros, en línea con los 1.132 millones de los primeros seis meses del ejercicio 2018, ha indicado la petrolera a la CNMV.·

Estos resultados se han conseguido, según la compañía que preside Antonio Brufau, en un contexto de precios más bajos del crudo, caída de los márgenes internacionales de refino y con la suspensión de la producción en Libia durante, prácticamente, la mitad del semestre.

El consejo de administración de Repsol ha acordado proponer a la próxima junta general una mejora de la retribución a los accionistas a través de la amortización de un 5% del capital social, según ha comunicado a la CNMV.Las acciones de Repsol han reaccionado con una fuerte subida en Bolsa en la apertura de la sesión, cercana al 4%.

REPSOL 12,80 1,95%

"La firmeza de los resultados" y la capacidad de generación de caja, gracias a una mayor cotización de los precios del crudo respecto a las previsiones de 50 dólares/barril manejadas por la compañía han motivado la decisión del consejo, según Repsol.

Repsol ha explicado que ese 5%, valorado a precios de mercado en unos 1.050 millones de euros, equivale a unos 79 millones de acciones. Los títulos a amortizar provendrán bien de acciones que ya tiene en autocartera o acciones propias que pueda adquirir al liquidar derivados que ya tiene contratados. A 30 de junio pasado, Repsol ya controlaba 79 millones de acciones propias, un 4,96% del capital, incluyendo 76 millones en derivados contratados por Repsol con entidades financieras. Su última posición de autocartera declarada a la CNMV esta misma semana es de 11,88 millones de acciones de forma directa, un 0,743% del capital, sin contar derivados. También queda abierta la opción de la puesta en marcha de un programa de recompra de títulos.  En todo caso, esta reducción de capital es independiente de la que habitualmente se realiza en el contexto de la retribución mediante scrip dividend (dividendo alternativo en efectivo o en acciones) para evitar la dilución.

La recompra y amortización de autocartera es una forma alternativa al divvidendo de retribuir al accionista. Repsol no cambia su política de dividendo, que con un incremento anualizado del 8% con respecto a 2017 alcanzará un euro por acción en 2020 (bajo la fórmula de scrip dividend y recompra de títulos para evitar dilución por el pago en acciones)

El negocio de upstream (exploración y producción) obtuvo un resultado de 646 millones de euros, similar a los 647 millones del primer semestre de 2018, en un periodo en el que la compañía realizó el mayor descubrimiento en tierra registrado en 2019 (Sakakemang, en Indonesia) e inició la producción del proyecto Buckskin, en el Golfo de México estadounidense. Durante el semestre la compañía conectó nuevos pozos en Marcellus (Estados Unidos), Duvernay (Canadá) y Akacias (Colombia), adquirió una participación en Mikkel (Noruega) e instaló la plataforma Angelin (Trinidad y Tobago).

Por su parte, el resultado de downstream (márketing y refino) alcanzó los 715 millones de euros, frente a los 762 millones del mismo periodo de 2018. El negocio comercial continuó impulsando su actividad innovadora e inauguró el primer punto de recarga ultra-rápida de la Península. Además, incorporó a su cartera tres proyectos renovables en desarrollo con una capacidad total de 800 MW, el equivalente al suministro de electricidad de unos 650.000 hogares al año. Con estos proyectos, que se pondrán en funcionamiento en los próximos cuatro años, sumados a los de Valdesolar (Badajoz) y WindFloat (Portugal) y a sus actuales activos (2.952 MW), Repsol alcanzará el 90% de su objetivo estratégico de capacidad de generación baja en emisiones, cifrado en alrededor de 4.500 MW en el año 2025.

El sueldo del consejo baja

La retribución del consejo de administración de Repsol en el primer semestre de este año ha sido de 7,085 millones de euros, lo que supone un descenso del 4,2% con respecto a los 7,4 millones de la primera mitad de 2018.

De los 315.000 euros de descenso, 89.000 se deben a menores remuneraciones por pertenencia al consejo o sus comisiones, que bajan hasta 3,505 millones. Los sueldos pasan de 1,229 a 1,091 millones y la retribución variable en efectivo cae 80.000 euros hasta 1,719 millones. También baja la retribución en acciones, de 221.000 a 203.000 euros mientras que se mantienen las aportaciones a sistemas de ahorro a largo plazo (225.000 euros) y el gasto por otros conceptos, incluyendo seguros (342.000 euros).

Las remuneraciones de los altos directivos no consejeros también se han reducido, de 6,667 a 6,154 millones.

Normas