Mercados

China estrena su propio Nasdaq para competir con EE UU y la mitad de las empresas duplican precio

El fabricante de microchips Anji llega a subir un 520%

Logo de STAR Market
Logo de STAR Market REUTERS

La batalla entre EE UU y China por el control de la tecnología ha llegado también al terreno bursátil. La Bolsa de Shanghai acogió hoy el estreno de un nuevo mercado, denominado STAR, que aspira a ser una suerte de Nasdaq hacia el que atraer a las numerosas compañías tecnológicas chinas.

Después de todo, los gigantes tecnológicos del país han preferido otras plazas bursátiles, como es el caso de Alibaba en Nueva York o Tencent en Hong Kong para la negociación de sus acciones y STAR surge ante la demanda de las compañías chinas para contar con más facilidades para cotizar en su propio país. Es además la oportunidad de las autoridades para reivindicar Shanghai como plaza financiera y bursátil, en plena rivalidad con Estados Unidos por la hegemonía tecnológica global.

El primer paso fue el debut ayer de 25 compañías a través de un sistema de OPV. Y su estreno fue meteórico, favorecido en gran medida por la regulación menos estricta de este mercado, que no pone límite alguno a las fluctuaciones de precios en el primer día de cotización y que permite posteriormente oscilaciones del 20%. Al cierre del primer día de sesión, la empresa que menos subió, la informática Harbin Xinguang Optic-Electronics Technology, lo hizo en un 84,22%.

Un total de 16 valores despuntó más del 100% y la compañía de semiconductores Anji Tecnologies batió todos los récords al dispararse un 520% en su estreno respecto a su precio de salida a Bolsa, tras lo que la compañía cotiza a casi 242 veces sobre sus beneficios de 2018. De media, la subida bursátil de las 25 debutantes ha sido en un día del 140%.

La Bolsa de Shanghai, que acoge a este nuevo mercado, ha señalado que el nuevo índice STAR Markte será lanzado una vez transcurran once días de cotización con 30 valores listados. Por el momento, han debutado 25 compañías de entre más de 140 solicitantes. El valor combinado de las firmas que se estrenaron hoy es de 44.000 millones de dólares, muy por encima de las expectativas de los inversores, aunque a años luz del Nasdaq, cuya capitalización alcanza los 12,6 billones de dólares tras reiterados máximos históricos.

Precios desorbitados

El alza meteórica de las cotizaciones ha sido continuación de unas colocaciones también desorbitadas. Los precios de salida de las compañías debutantes implican de entrada unos múltiplos equivalentes a 53 veces resultados, más del doble de lo que puede ser habitual en otras plazas bursátiles. La fortísima demanda ha sostenido además estos estrenos, puesto que las peticiones entre inversores particulares han llegado a superar de media en 1.700 veces la oferta, según explica Reuters.

El acceso a este mercado exige en todo caso ciertos requisitos para el pequeño inversor. Debe contar con una experiencia de al menos 24 meses en la compraventa de acciones, así como disponer de un saldo promedio de al menos 500.000 yuanes (algo menos de 65.000 euros) en los 20 días anteriores a la solicitud de negociación de acciones de STAR.

Los expertos auguran la prolongación de la demanda en este nuevo mercado tecnológico ante la pujanza de esta industria. Solo en el distrito pekinés de Haidian existen cerca de 150.000 firmas de tecnología que generarán ingresos por más de 290 millones de dólares en el año 2020, según estimaciones de la firma Minshen Securities que cita Bloomberg.

Normas