Casado afea a Sánchez que omita Cataluña del debate de investidura

El líder del PP acusa al candidato de no posicionarse contra los secesionistas y de esconder su pacto con Podemos

El líder del PP, Pablo Casado, en el Congreso de los Diputados.
El líder del PP, Pablo Casado, en el Congreso de los Diputados.

El líder del PP, Pablo Casado, ha acusado este lunes a Pedro Sánchez de solicitar al Parlamento que le haga presidente del Gobierno sin aclarar la naturaleza de su pacto con Unidas Podemos o de omitir su posición ante el desafío secesionista catalán. 

Casado ha denunciado que Sánchez ha intervenido durante "dos horas sin ver el elefante en la habitación, morado y con un lazo amarillo, que está en el Hemiciclo y al que no se ha referido", ha dicho sobre su negociación con Unidas Podemos para formar un Ejecutivo de coalición y ante la falta de propuestas sobre Cataluña mientras los grupos secesionistas acudían a la Cámara con lazos amarillos. 

Concluida la intervención del candidato a la presidencia del Gobierno, el responsable del Ejecutivo en funciones y líder del PSOE Pedro Sánchez, el debate de investidura se ha retomado esta tarde con las réplicas de la oposición. 

"No se ha referido usted ni a Podemos, ni a los socios independentistas", ha sostenido, aseverando que el presidente del Gobierno en funciones se ha dedicado a presentar como programa una "macedonia de generalidades". Aunque Sánchez sí ha lanzado bastantes guiños programáticos al partido de Pablo Iglesias, al que ha pedido explícitamente su apoyo, lo cierto es que no se ha referido en ningún momento al desafío independentista catalán. 

Aunque el Ejecutivo de coalición que negocia el PSOE es únicamente con Podemos, lo cierto es que la victoria en la investidura de Sánchez depende ahora mismo de que las fuerzas independentistas catalanas se abstengan de votar en contra en la votación del próximo jueves, pues no parece probable que logre una mayoría absoluta en la primera vuelta, que será este martes. 

En la segunda votación a Sánchez le bastarían más síes que noes, si bien PP, Cs y Vox ya han anunciado que votarán en contra, por lo que su esperanza está puesta en el apoyo de los partidos regionalistas y la abstención de los catalanes.

"No sabemos si su pareja se ha quedado sin silla o usted sin pareja de baile", ha dicho Casado sobre el detalle de la negociación abierta con Unidos Podemos, por lo que ha dicho estar expectante a escuchar la valoración de Iglesias

“Nada ha dicho de Cataluña”, ha proseguido el líder del PP, asegurando que “todos los españoles queremos recordarle que usted ha sido presidente del Gobierno con unas alianzas contra el Estado”.

En su turno de réplica, el líder socialista ha recordado a Casado que en las elecciones generales del 28 de abril, “la ciudadanía española fue clara, rotunda, sobre qué es lo que quieren: un Gobierno progresista liderado por el PSOE”. Sánchez ha apuntado a Casado que si lo que quiere evitar es que el Gobierno dependa del voto de los independentistas lo que debe hacer es abstenerse y permitir que haya Ejecutivo.

Más allá, Sánchez ha criticado que PP y Cs utilicen Cataluña como arma política y ha defendido que él no ha obviado el asunto de su discurso, porque habla de esta región, como del resto, cuando plantea su programa de Gobierno.

“Lo que tienen que hacer las fuerzas independentistas es reconocer que hay una parte no nacionalista en Cataluña”, ha dicho Sánchez, instando a los catalanes a hablar entre ellos y defendiendo la necesidad de abordar el problema político para buscar una solución. “Ustedes viven del conflicto territorial, buscan el rédito electoral”, ha denunciado el líder del PSOE.

Finalizado el turno de Casado ha tomado la palabra el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que ha acusado a Sánchez de acudir a la investidura con un programa que es una “

Finalizado el turno de Casado ha tomado la palabra el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que ha acusado a Sánchez de acudir a la investidura con un programa que es una “cortina de humo” que oculta su plan real, “el plan Sánchez”, que es un “trato en la habitación del al lado con Podemos y los separatistas”.

Normas