Dia sale de la quiebra seis meses después y ya tiene el dinero para pagar los bonos

El grupo recibe 770 millones de Fridman y los bancos

dia supermercado

Los poderes de Fridman han obrado el milagro en Dia, después de que a finales del año pasado el grupo de supermercados lanzara la bomba de que se encontraba en causa de disolución. Letterone, con un 69,8% del capital, ha puesto orden en el balance, ha convencido a la mayor parte de los bancos de participar en el rescate y se dispone a poner en marcha un nuevo plan comercial que ha de enderezar la marcha del grupo. La causa de disolución ha desaparecido y ya tiene los 306 millones que necesita para su primer vencimiento de bonos.

La cadena de supermercados comunicó ayer a la CNMV que había superado otro obstáculo en su carrera para sobrevivir, como ya había publicado CincoDías en su versión online.

El problema de los fondos propios negativos, de 174,9 millones a cierre del mes de marzo, ha quedado resuelto con la aportación por parte de Fridman de un crédito participativo por 490 millones, de los que ya ha recibido 184 y hoy ingresará otros 306, que utilizará para reembolsar los bonos que emitió en 2014 y que expiran el próximo lunes 22 de julio.

Al tiempo, los bancos que se mantienen como acreedores del grupo han inyectado 70,8 millones de liquidez a través de un préstamo a un año destinado a pagar a los proveedores.

DIA 0,47 -0,61%

El grupo se guarda la posibilidad de que se aporte la cantidad necesaria para llegar a los 80 previstos inicialmente. Santander, BBVA, Société Générale, BNP Paribas, Barclays, Bank of Tokyo Mitsubihi, Bankia, CaixaBank, ING y Deutsche Bank son los que han inyectado ese efectivo, por el que Dia pagará un interés del 5,5%. Los hedge funds que compraron los créditos a JP Morgan y Commerzbank han quedado excluidos de esta fase de la refinanciación. Por créditos antiguos recibirán un 2,5%.

En cualquier caso, la mejor parte se la llevará, de momento, la propia Letterone, que ha concedido a Dia 200 millones en créditos a tres años por los que recibirá un interés del 7%. Con todo, la firma del magnate ruso se ha comprometido a intentar la colocación de este importe entre otros prestamistas.

El plan de salvamento solo tiene un capítulo más: la ampliación de capital con derechos de suscripción preferente, que previsiblemente ejecutará a partir de septiembre, como publicó este periódico el martes. El importe será de 600 millones de euros, frente a su actual capitalización de 342 millones de euros.

Letterone se ha comprometido a acudir con su participación, que le supondrá el desembolso de unos 420 millones, y además se ha comprometido a asegurar 70 millones adicionales, hasta alcanzar los 490 que suman su crédito participativo. Los restantes 110 deberán ser aportados por los otros accionistas que quedan en Dia.

Los costes de la reestructuración de la compañía alcanzarán, como poco, los 200 millones de euros hasta el año 2023, según las previsiones de Letterone. Los resultados del primer semestre se publicarán a largo de agosto, frente a la fecha inicialmente prevista del 31 de julio.

Normas