La congelación de fondos de GAM viene con una reivindación

El grupo suizo devolverá su dinero a quienes inviertieron 9. 800 millones de euros tras bloquearlos el año pasado en una decisión acertada

Logo de GAM en una de sus sedes en Suiza.
Logo de GAM en una de sus sedes en Suiza. Reuters

GAM ha demostrado que encerrar un fondo no es tan desastroso como parece. El gestor de activos suizo dijo el martes que quienes invirtieron en los 9.800 millones de euros de los fondos que suspendió el pasado mes de septiembre recibirán casi todo su dinero de vuelta. Es un respaldo oportuno a la idea de que detener los retiros es una forma sensata de administrar los vehículos de inversión que se interesan por los activos difíciles de negociar. Aun así, hay varias advertencias importantes.

GAM impidió a los inversores retirar su dinero de los fondos de bonos el pasado mes de septiembre tras descubrir irregularidades en su gestión. Los vehículos estaban particularmente expuestos a bonos esotéricos vinculados a un prestatario, Sanjeev Gupta. El gerente Tim Haywood fue despedido por no realizar las debidas diligencias en el control de las inversiones, entre otras cosas. Haywood ha jurado limpiar su nombre.

La suspensión reflejó un problema más amplio: la caída de los tipos de interés ha aumentado el atractivo de los fondos abiertos, al tiempo que ha obligado a los gestores a hacer apuestas más arriesgadas. El Banco de Inglaterra estima que el total de activos incluidos en dichos fondos se ha duplicado aproximadamente hasta alcanzar casi los 50 billones de euros desde 2008. Más de la mitad de esta cantidad se encuentra en vehículos que tienen activos que pueden ser difíciles de vender a toda prisa. Eso significa que cualquier contratiempo puede hacer que los inversores se apresuren a buscar las salidas, desencadenando una liquidación por incendio. Más recientemente, Neil Woodford y H2O Asset Management, encargados de la selección de valores en el Reino Unido, han sufrido problemas similares.

Los reguladores se están rascando la cabeza para averiguar cómo responder. Una opción es prohibir los fondos que permiten retiros diarios para invertir en activos difíciles de negociar. Otra alternativa es congelar los fondos más a menudo. La experiencia de GAM demuestra que el bloqueo de retiros puede permitir una liquidación ordenada. Los inversores recibirán entre el 99,7% y el 101,5% del valor de sus fondos justo antes de la suspensión. Los mercados de bonos suaves en los últimos meses sin duda ayudaron.

Sin embargo, los propios accionistas de GAM han sido menos afortunados que sus propios clientes. La empresa ha perdido casi el 40% de los activos que gestiona en su propio nombre desde que estalló el escándalo, y el precio de sus acciones se ha reducido a la mitad. Su director general dimitió, y su futuro como empresa independiente sigue siendo dudoso. La decisión de GAM de suspender rápidamente las retiradas fue la decisión correcta para los inversores en los fondos. Aún así, otros gestores estarán deseosos de evitar una experiencia similar. Conviene recordar que GAM gestionaba más de 120.000 millones de euros en activos a finales de marzo. Las acciones de GAM han bajado un 0,4%, situándose en 4,36 francos suizos en la mañana de ayer.

Para más información Breakingviews. reuters.com. Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de David Vázquez Baciero, es responsabilidad de CincoDías.

Normas