CaixaBank alerta del riesgo reputacional por el blanqueo de dinero de mafias chinas

Mantiene que el riesgo de las cláusulas suelo está acotado

caixabank mafias chinas

CaixaBank alerta por primera vez en su último folleto remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) del riesgo que puede suponer para la entidad financiera el procedimiento judicial abierto contra el banco tras ser imputado en abril del pasado año por blanquear presuntamente beneficios de mafias chinas.

Así, detalla en el informe enviado a la Comisión que en abril de 2018 "la Fiscalía Anticorrupción inició acciones frente a CaixaBank, el ex responsable de cumplimiento normativo de la entidad y 11 empleados por unos hechos que, eventualmente, puedan ser considerados constitutivos de un delito de blanqueo de capitales, principalmente por la actividad llevada a cabo por los miembros de las organizaciones de Fraude Chino durante los años 2011 a 2015 en diez oficinas de CaixaBank".

Este procedimiento, según explica la entidad, "se halla en fase de instrucción, y tanto CaixaBank como sus asesores legales no consideran como probable el riesgo vinculado a este procedimiento penal". Y añade que el "potencial impacto que pudiera surgir, en su caso, derivado de los hechos descritos no tiene a fecha de hoy la consideración de material, aunque CaixaBank está expuesta a riesgo reputacional por la tramitación de este procedimiento".

En el folleto se recoge también que existen "determinados ejercicios sujetos a inspección fiscal por parte de las autoridades correspondientes y procedimientos tributarios en curso pendientes de resolución para los cuales se han constituido las debidas provisiones", que ascienden a 33,1 millones para las actas firmadas en disconformidad.

Sobre las cláusulas suelo la entidad asegura que con la información disponible, el riesgo derivado por los desembolsos que pudieran producirse por esta litigación "está razonablemente cubierto mediante las correspondientes provisiones". Considera que el riesgo máximo es de 1.250 millones de euros, aunque su cobertura es de 625 millones, que cree suficientes.

Ante la próxima sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre el Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH) que se dictará tras el verano, CaixaBank vuelve a recoger el impacto que le supondría. Reconoce que en el escenario más adverso, el impacto sería material.

A 31 de marzo de 2019, el importe total de préstamos hipotecarios al corriente de pago indexados a IRPH con personas físicas es de aproximadamente 6.700 millones de euros (la mayoría de ellos, pero no todos, con consumidores), explica. Esta cifra es una de las más altas de la banca española, según los datos que se han ido conociendo y según los analistas.

Esta futura sentencia es una de las que más temen los bancos españoles, ya que de ser favorable a los consumidores, podría suponer un coste de hasta 44.000 millones para el sector, según los cálculos más pesimistas de los analistas.

Sobre el riesgo tecnológico, uno de los puntos que el BCE ha comenzado a vigilar intensamente, CaixaBank asegura que mantiene un plan de emergencia general y diversas normativas internas y sobre medidas de seguridad en los diferentes ámbitos del grupo. Entre ellas destaca como aspectos prioritarios: la estrategia de ciberseguridad; la lucha contra el fraude a clientes e interno; la protección de la información; la divulgación y gobierno de la seguridad; y la seguridad en proveedores.

El riesgo de las 'fake news'

El banco detalla cómo gestiona su riesgo reputacional.CaixaBank señala que a lo largo de este ejercicio las medidas relacionadas con la gestión de los riesgos ESG (en inglés, Environmental, Social & Governance), definidas como los riesgos de una posible pérdida reputacional o económica derivada de un fallo de identificación o gestión de un riesgo de sostenibilidad existente o emergente, han ganado protagonismo.

Desde el punto de vista del negocio del grupo, los riesgos ESG se podrían materializar en aspectos como: potencial exposición de operaciones de financiación/inversión en sectores intensivos en emisiones de carbono; posibles fallos de la valoración y cobertura ante operaciones o clientes altamente expuestos a riesgos derivados del cambio climático; potencial exposición de operaciones de financiación a riesgos sociales, entre otros.

CaixaBank indica que el principal instrumento que permite hacer un seguimiento formal de la gestión del riesgo reputacional es la taxonomía de Riesgos Reputacionales, el cual permite identificar y jerarquizar los riesgos en función de su criticidad, fijar indicadores de seguimiento de cada riesgo y establecer políticas de cobertura y mitigación de los mismos. Entre ellos, se incluye el riesgo de desinformación o fake news, de que se publiquen noticias falsas sobre la situación o desempeño.

La economía crecerá un 2,3%

  • Previsiones. CaixaBank incluye en su folleto continuado previsiones sobre la evolución de la economía española. "Los indicadores de actividad sugieren que la economía está manteniendo el buen tono a pesar de la etapa de desaceleración global", señala, pues "la demanda interna se está viendo apoyada por una dinámica laboral positiva y la recuperación del sector inmobiliario". "En este contexto, los buenos datos hacen prever que el crecimiento español será del 2,3% en 2019, algo más de lo esperado unos meses atrás", añade.
  • Déficit. CaixaBank recuerda que el déficit público español se situó en el 2,6 % del PIB en 2018, una reducción de medio punto en un año, con lo que España abandona la situación de déficit excesivo. Y cree que el déficit seguirá bajando en 2019: "Prevemos que este año se reduzca unas 3 décimas más por efectos cíclicos".
Normas