España, el cuarto mejor país para vivir, pero no para prosperar

Los expatriados valoran la seguridad, el clima y la calidad de vida, pero no elige este destino para mejorar el salario

España ocupa la cuarta posición como mejor país para vivir.
España ocupa la cuarta posición como mejor país para vivir. Getty Images

España escala posiciones, diez en total, hasta alcanzar la cuarta posición, de los países en los que mejor se vive, según la 12ª clasificación que elabora HSBC Expat. España se coloca por detrás de Suiza, que asciende a la primera posición desde la octava; de Singapur, que el año pasado lideró el ranking y que desciende un puesto, y de Canadá, que asciende un peldaño hasta el tercer escalón. Nueva Zelanda baja al quinto puesto desde el segundo; Australia mantiene su sexta posición; Turquía asciende desde el puesto 22 al séptimo, y Alemania, que el año pasado se encontraba tercera, se coloca la octava de la clasificación. Completa el top ten Emiratos Árabes Unidos, que entra en el noveno puesto, y Vietnam que asciende desde el puesto 18 al décimo.

En cuanto a España, son la seguridad, el buen clima y la alta calidad de vida los aspectos más valorados por los extranjeros que viven en este país. De hecho, el 48% de los expatriados que se trasladan a España se sienten físicamente más sanos después de su traslado, y el 58% afirma haber mejorado su bienestar mental, todo ello muy por encima de la media mundial (33% y 35% respectivamente). Precisamente, uno de los grandes pilares sobre los que se sustenta este bienestar es la dieta mediterránea, que en 2010 fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad con el fin de salvaguardar el legado cultural y gastronómico de países como España, Grecia, Italia y Marruecos.

El estudio de la entidad financiera tiene como objetivo conocer la experiencia de personas mayores de 18 años y de sus familias que viven y trabajan fuera de su país de origen. La encuesta ha sido completada por más de 18.000 personas, que se han trasladado al extranjero por motivos de trabajo, en 163 países y territorios a través de un cuestionario online entre los meses de febrero y marzo de 2019.

Uno de los grandes atractivos de España es la seguridad, ya que el 61% de los encuestados afirma sentirse más seguro y protegido, y el 59% asegura que el ambiente es mejor que en su país de origen. El clima de la Península Ibérica es otro de los elementos más valorados por parte de los extranjeros, pues un 39% lo considera como un factor clave para mudarse. Además, un 56% de las personas que se trasladaron a España lo hicieron por su alta de calidad de vida. En contra de lo que vierten algunos estudios que afirman que una de las asignaturas pendientes que tiene España es el tema de la conciliación, el estudio también refleja que ocho de cada diez (el 83%) de los extranjeros residentes en España considera que su bienestar ha mejorado, entre otras cosas gracias a la capacidad para armonizar la vida laboral y familiar, lo que ha provocado que un 62% haya decidido quedarse más tiempo en territorio español.

Por el contrario, España no es el destino elegido para mejorar a nivel profesional ni para prosperar con un mejor salario: solo una cuarta parte de los trabajadores asegura que España es un buen lugar para impulsar una carrera laboral. El aspecto económico no resulta especialmente atractivo ya que la renta media de 36.000 euros (41.000 dólares), se sitúa en un escalafón relativamente bajo frente a los 67.000 euros (76.000 dólares) de la media mundial.

Los resultados de la clasificación anual de los mejores sitios para vivir y trabajar “demuestran cómo España acoge a la gente que se traslada aquí”, afirma Mark J. Hall, consejero delegado de HSBC en España, quien destaca que variables como la seguridad, el clima y la calidad de vida son cada vez más apreciados por los profesionales expatriados. También lo corrobora John Goddard, responsable de HSBC Expat, quien comenta que “siempre ha formado parte de la naturaleza humana el trasladarse de un lugar a otro, con el objetivo de enfrentarse a nuevos retos profesionales y desafíos”. Pero también señala que estas migraciones suelen ser motivadas por el deseo de vivir en otros países, experimentar otras culturas o conseguir un estilo de vida más saludable, como es el caso de España. “Las personas que se trasladan a este país buscan integrarse en la cultura del lugar al que se mudan y el 65% afirma que su nivel de vida ha mejorado”, apunta Goddard.

Entran en la clasificación de los 33 mejores sitios para vivir y trabajar: Isla de Man (entre Inglaterra e Irlanda), en puesto 12; Jersey, en la 19 posición; Guernsey, en la 25 (estas dos islas se encuentran en el canal de la Mancha), e Italia, en la 28. En todos ellos se destaca la calidad de vida, la facilidad para conciliar la vida personal con la profesional y la facilidad para hacer amistades.

Normas