Política

Garamendi no ve mal un Gobierno en noviembre si da más estabilidad

El presidente de la CEOE cree que unas nuevas elecciones podrían consolidar mayorías políticas, tal y como refleja el CIS

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, cree que tal vez sería mejor ir a unas nuevas elecciones generales en noviembre, si eso posibilita la formación de un Gobierno estable, que tener un país marcado por la inestabilidad. Así que lo ha afirmado a los periodistas el dirigente de la patronal, tras la celebración de la Asamblea General de la CEOE, la primera que preside el empresario vasco desde que en noviembre tomó los mandos de la institución en sustitución de Juan Rosell. Garamendi no ha confirmado la incorporación de la ex ministra de Empleo Fátima Báñez a la dirección de la patronal, ni tampoco los nombres de los nuevos seis vicepresidentes, entre los que se espera que haya equilibrio de género con la incorporación de más mujeres. 

"Igual es mejor esperar a noviembre y tener un país más tranquilo, que tener un país más inestable a corto plazo", ha dicho Garamendi sobre la posibilidad la celebración de unas nuevas elecciones generales en noviembre, en caso de que el PSOE no consiga recabar los apoyos suficientes en el Parlamento para investir a Pedro Sánchez como presidente, ante la negativa de Unidas Podemos a respaldarle si no entran en el Gobierno. 

"Es verdad que no hay capacidad de un acuerdo y parece que si hay unas elecciones, las encuestas dicen que igual se aclararían más las cosas [...] Todos somos conscientes de que puede haber otros resultados que consolidarían más escaños a algún partido y que posiblemente eso daría más estabilidad", ha proseguido Garamendi. La última encuesta del CIS, conocida ayer, da a los socialistas cerca del 40% de la intención de voto (10 puntos más que en los pasados comicios del 28 de abril), lo que hace que prácticamente roce la mayoría absoluta, mientras que Unidas Podemos cae un punto, y se situaría como cuarta fuerza con el 12,7% de los votos.  

En cualquier caso, el dirigente de la patronal ha vuelto a pedir "responsabilidad, estabilidad y moderación" al Gobierno y ha lamentado que "tristemente" el país esté "envuelto en dinámicas políticas que nos gustarían que mejoraran". 

Garamendi se ha negado a confirmar el nuevo fichaje a la dirección de la patronal de la ex ministra de Empleo en el Gobierno popular de Mariano Rajoy, Fátima Báñez, tal y como adelantaba este jueves el diario ABC. Tampoco ha querido dar los nombres de los nuevos vicepresidentes de la CEOE, que tal y como se ha aprobado hoy en la Asamblea pasan de cuatro a 10, con el fin de que haya una mayor paridad entre hombres y mujeres y de que se refleje también la incorporación de la Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos (ATA), miembro de la patronal desde enero. Unas dudas que, ha dicho, se despejarán en septiembre una vez se reúna el Comité Ejecutivo.

Preocupación por la elevada deuda y la inestabilidad regulatoria

El presidente de la patronal también ha mostrado su preocupación por la elevada deuda del Estado, que asciende al 98% del PIB, de la que "el 70% está en manos extranjeras". Por ello, ha advertido de que la CEOE pondrá el foco en la gestión eficiente del gasto público, siempre "de forma leal y positiva" con el Gobierno. 

Garamendi ha también ha instado al Ejecutivo a volver a la mesa del diálogo social y a dejar de legislar por real decreto, tal y como hizo en reiteradas ocasiones en la pasada legislatura, una dinámica "que lo único que ha hecho es regular en algunos casos mal", ha criticado. Ha pedido, además, "estabilidad regulatoria homogénea para todos" para que los inversores puedan tener predictabilidad, y ha llamado a luchar contra la economía sumergida, que podría aflorar "200.000 millones de euros a las arcas del Estado". 

Normas