Deutsche Bank despedirá hasta 20.000 trabajadores, una quinta parte del total

La división de banca de inversión, la más duramente golpeada por los recortes

Deutsche Bank despedirá hasta 20.000 trabajadores, una quinta parte del total
REUTERS

Deutsche Bank, el primer banco comercial privado de Alemania, se prepara para ejecutar un plan de reestructuración que implicará el despido de hasta 20.000 trabajadores, según cuentan fuentes cercanas al banco a Reuters. La cifra de despidos equivale a más de una quinta parte de la plantilla de la entidad. Desde que el actual consejero delegado, Christian Sewing, accedió al cargo, el número total de trabajadores del banco ha caído hasta los 91.500 empleados desde los 95.400 anteriores.

“Deutsche Bank está tomando medidas para acelerar su transformación, así como para mejorar su sostenibilidad y beneficios”, ha asegurado a Bloomberg un portavoz de la entidad. Previsiblemente, tal y como ya desvelaron fuentes relacionadas con Deutsche Bank el viernes, el ala más afectada por los recortes será la de banca de inversión. En concreto, el banco prescindirá de la mitad de sus empleados y analistas que operan en la sección de renta variable, en la de derivados y en la que ajusta el rating de activos de renta fija.

Estos nuevos despidos se sumarán a los 750 empleos a tiempo completo que el viernes pasado la entidad recortó con motivo de su fusión con Postbank.

En el mes de mayo, en el transcurso de la junta de accionistas de Deutsche Bank, Sewing anunció a los inversores que estaba preparando “duros recortes” tras haber renunciado a la idea de una fusión con Commerzbank. Su anterior intento de reestructuración del banco, desvelado poco después de que tomara posesión hace más de un año, no ha conseguido devolver a Deutsche Bank a unos niveles de beneficios saludables.

A pesar de que la decisión de llevar a cabo estos despidos no ha sido anunciada todavía formalmente, se espera que el banco haga público de forma oficial el número exacto de trabajadores afectados el día 7 de julio según Reuters.

Los recortes de personal ya efectuados por la entidad, sumados a las informaciones que hacen referencia a más movimientos en ese sentido en el futuro, han precipitado un aluvión de salidas del banco. Según Bloomberg, se está preparando una “gran oleada” de analistas veteranos que también dejarán pronto la entidad.

El consejero delegado de Deutsche también prepara cambios en la cúpula del banco según esta misma agencia. Así, el máximo responsable del ala de banca de inversión, Garth Ritchie, la jefa de cumplimiento normativo, Sylvie Matherat, y el director financiero, James Von Moltke, son los altos dirigentes que están más cerca de perder su puesto.

Entre los planes de futuro del Deutsche Bank, se encuentra el cerrar o vender aquellas líneas de negocio que no aporten beneficios y el emplear ese capital en las que sí lo hacen. De acuerdo con Financial Times, la entidad crearía un banco malo para reunir activos de alto riesgo conformados principalmente por derivados a largo plazo valorados en 50.000 millones de euros.

En lo que va de año, las acciones de Deutsche Bank han caído un 2,68%. El viernes pasado, se elevaron un 3,32% después de que el banco superara con éxito el test de estrés anual de la Reserva Federal. 

Normas