Alcoa aplaza el ERE hasta el 8 de julio y reabrirá el lunes los contactos para vender sus plantas españolas

La venta de las instalaciones A Coruña y Avilés se paraliza hata que el fondo suizo Parter Capital fundamente su oferta

Los sindicatos de Alcoa, durante una reunión el pasado martes, con representantes del fondo suizo Parter Capital, el inversor interesado en adquirir a la multinacional del aluminio las factorías de A Coruña y Avilés.
Los sindicatos de Alcoa, durante una reunión el pasado martes, con representantes del fondo suizo Parter Capital, el inversor interesado en adquirir a la multinacional del aluminio las factorías de A Coruña y Avilés.
Santiago de Compostela

La reunión de este viernes entre Alcoa y los representantes trabajadores se saldó con un vuelco en la situación de las negociaciones, tras decidir la empresa la paralización temporal de la venta de sus plantas de A Coruña y Avilés (Asturias) a Parter Capital. El encuentro, que se extendió hasta altas horas de la madrugada, finalizó con una prórroga del proceso del ERE hasta el 8 de julio para dar la oportunidad al fondo suizo a explicar su situación.

La empresa ha trasladado sus discrepancias sobre la liquidez que Parter va a entregar para mantener la carga de trabajo en la zona, ya que tan solo habría propuesto activos no líquidos para el mantenimiento de la actividad en ambas plantas. Ante la situación, el secretario general de Industria y la Pyme, Raúl Blanco, llegó a unirse de urgencia al encuentro.

El acuerdo de venta está paralizado, de momento, puesto que Alcoa ha considerado que las garantías presentadas por el fondo suizo no se correspondían con lo acordado.

Alcoa ha considerado que las garantías presentadas por el fondo suizo no se correspondían con lo acordado

Según ha trasladado el Comité de Empresa, después de que el Ministerio tuvo constancia de los hechos y pudo hablar con Parter, se exigió a Alcoa una prórroga del proceso del ERE "como mínimo hasta el 8 de julio para dar tiempo al inversor a explicar que había pasado".

"Durante toda la tarde y parte de la noche se ha discutido con la empresa al entender que estaba boicoteando, una vez más, el proceso de venta, cambiando las condiciones al inversor en el último momento y exigiendo unas condiciones que era casi imposible cumplir en 24 horas", ha señalado.

Al concluir el encuentro, la empresa firmó el acta suscribiendo el aplazamiento del ERE hasta el 8 de julio, manteniendo las condiciones actuales. El próximo lunes a las 11,00 horas se celebrará una reunión en la que Parter se pronunciará sobre esta situación y su solvencia financiara, en la que estará presente el Ministerio.

Asimismo, tras la reunión, el Comité fijará una fecha para realizar una asamblea e informar de lo abordado tanto durante este próximo encuentro como sobre el del viernes.

Normas