Inmobiliario

La vivienda frena su escalada al 3% y Tinsa ve señales de estabilización

Valencia es la única de las grandes capitales que se encarece por encima del 10% y Barcelona parece tocar techo

Promoción de viviendas en Madrid.
Promoción de viviendas en Madrid.

El precio de la vivienda continua su senda alcista pero con claros signos de moderación. En el segundo trimestre del año, las casas en España -nuevas y usadas- se encarecieron un 3% respecto al mismo periodo de 2018, hasta 1.350 euros por metro cuadrado, con lo que son ya 11 los trimestres consecutivos de subidas. Pero la escalada de los repuntes pierde fuelle: el incremento del 3% es menor al registrado en el primer trimestre del año (4,9%), así como al cuarto de 2018 (5,8%), según el estudio realizado y publicado este viernes por Tinsa.

“Se observan síntomas de estabilización tanto en precio como en demanda, tras varios años de recuperación sostenida", afirma el director del Servicio de Estudios de Tinsa, Rafael Gil. Solo tres comunidades (Navarra, Aragón y Comunidad de Madrid) se encarecieron en el segundo trimestre por encima del 5% y, entre las grandes capitales del país, únicamente en Valencia los precios se incrementaron por encima del 10%.  

Barcelona pisa el freno

Tras cuatro años de subidas significativas de los precios, "el freno es notorio en Barcelona", sostiene el informe de la tasadora. En la capital catalana, las casas se encarecieron un 1,6% en los últimos 12 meses, pero en cambio se abarataron un 1,7% entre el primer y segundo trimestre de este año. Un descenso que confirma, según Tinsa, una tendencia de ajuste, ya que los precios apenas avanzaron un ligero 0,2% entre el cuarto trimestre de 2018 y el primero de 2019, y cayeron un 0,1% entre el tercer y cuarto trimestre del año pasado. 

En cambio en Madrid, donde el mercado residencial inició su recuperación unos trimestres más tarde que en Barcelona, los precios en el segundo trimestre repuntaron un 6,6% respecto al mismo periodo de 2018, aunque también "disminuye de manera inequívoca su tendencia alcista", según apunta Gil. En comparativa intertrimestral, los precios en la capital madrileña crecieron un 1,7% entre el primer y segundo trimestre, y cayeron un 0,1% entre el cuarto trimestre de 2018 y el primero de 2019, una evolución más moderada que los repuntes en torno al 4% de inicios del año pasado.   

La recuperación en las dos grandes capitales del país contrasta significativamente con la del resto del país. Desde mínimos de 2015, los precios han escalado un 51,3% en Madrid y un 51,1% en Barcelona, frente al 12% de media del conjunto del territorio.

Valencia es la única entre las grandes capitales españolas que mantiene un avance notable y se encarece un 11,4%. Otras como Palma de Mallorca, Zaragoza y Sevilla se mueven entre el 8% y el 9%, mientras que Málaga y Murcia se sitúan entre el 6% y 7% de aumento.

Tres autonomías se encarecen por encima del 5% y una se abarata

Solo Navarra, Aragón y la Comunidad de Madrid se encarecieron en más de un 5% en términos anuales en el segundo trimestre, mientras que Asturias fue la única autonomía que cayó ligeramente (-0,8%).

La recuperación del mercado presenta una gran heterogeneidad según las distintas regiones del país. Mientras que en Extremadura, Cantabria, Galicia o Castilla-La Mancha el aumentos acumulado de los precios desde mínimos no llega el 5%, en otras muchas más dinámicas, con actividad y atracción de empleo como la Comunidad de Madrid y Cataluña, registran una revalorización del 43% y un 32%, respectivamente.

Los precios caen en una de cada tres provincias

En el segundo trimestre del año, nueve provincias registraron aumentos superiores al 5%, lideradas por Málaga (7,8%), Burgos (7,4%), Almería (7,3%), Girona (7,1%) y Zaragoza (6,8%). En una de cada tres (15 de 50), los precios descendieron en los últimos 12 meses, con las mayores caídas en  Ciudad Real (8,9%), Zamora (6,4%) y Soria (6,3%).

Si se analiza la evolución delos precios entre el primer y segundo trimestre del año, los precios cayeron en más de la mitad de las provincias (28 de 50). Toledo, Guadalajara, Cuenca, Tarragona y Castellón no ha recuperado siquiera la mitad del valor que alcanzaron en los máximos del boom (2007). 

Normas