El Gobierno de Sánchez bate récords en contratación de cargos de confianza

El Ejecutivo suma 670 asesores eventuales, un 12% más que el de Rajoy y por encima también de los que tenían Aznar o Zapatero

El Gobierno de Sánchez bate récords en contratación de cargos de confianza pulsa en la foto

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones, negocia estos días para lograr apoyos y abstenciones suficientes como para ser investido de nuevo tras ganar las elecciones generales del pasado 28 de abril sin lograr la mayoría absoluta. Mientras se dirime si lo logrará, y a falta de conocer la configuración que tendría su nuevo Gabinete, el Ejecutivo que diseñó al triunfar su moción de censura contra Mariano Rajoy ha batido récords en la contratación de personal de confianza. A 1 de enero de este año, el conjunto de los Ministerios contaban con 670 efectivos eventuales de libre designación, conformados sobre todo por asesores.

Así lo revela el Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas que elabora el Registro Central de Personal, del Ministerio de Política Territorial y Función Pública, que Hacienda difundió el lunes. Este recoge un incremento del 11,9% anual en el “personal eventual” de los Ministerios, empleados “en virtud de nombramiento y con carácter no permanente” que “solo realizan funciones expresamente calificadas como de confianza o asesoramiento especial” y que no son funcionarios. Su puesto suele asociarse a la categoría 30 de la administración, la más alta, con un sueldo a cargo de los Presupuestos.

La cifra supera en 71 efectivos los 599 cargos de confianza con los que el Gobierno de Rajoy arrancó 2018. Si bien es cierto que Sánchez redujo levemente el personal de confianza de varios departamentos a su llegada al poder, como ha ocurrido en Agricultura (que pasó de 13 a nueve), Defensa (otro tanto igual), Trabajo (de 18 a 15), Interior (de 17 a 16), Justicia (de 10 a nueve) o Sanidad (de 18 a 16), al incrementar de 13 a 17 el número de Ministerios, la plantilla de libre designación ha terminado aumentado.

La mayor diferencia se generó al separar las áreas de Presidencia de la de Administraciones Territoriales. En la etapa de Rajoy este era un departamento único con 429 cargos de confianza. Al dividirlas Sánchez, Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad pasó a tener solo 338 pero la nueva cartera de Política Territorial y Función Pública ganó 146, lo que en conjunto supone un aumento de 55 puestos.

Lo mismo supuso, a menor escala, que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, con 15 cargos de confianza, pasara a dividirse en Educación y Formación Profesional (con ocho), Cultura y Deporte (con 10) y Ciencia, Innovación y Universidades (con 11), sumando en conjunto nueve más que la etapa anterior.

La situación se repitió al desagregar Economía, Industria y Competitividad (con 15 asesores) en Economía y Empresa (13) e Industria, Comercio y Turismo (15), lo que eleva el saldo en 13 efectivos.

Sin necesidad de estas transformaciones también han ganado personal de confianza los departamentos de Fomento, dirigido por el número tres del PSOE, José Luis Ábalos, que pasa de 13 a 15; o el de Exteriores, que ha pilotado otro peso pesado del socialismo, Josep Borrell, pasando de siete a 14.

El volumen de cargos de confianza del Ejecutivo de Sánchez no tiene parangón en toda la serie estadística de Función Pública, que arranca en 2002. Por aquel entonces gobernaba el PP de José María Aznar, que llegó a contar con 455 asesores al final de su mandato. La victoria del socialista José Luis Rodríguez Zapatero dio pie a una creciente contratación de personal de confianza que acabó alcanzando el récord anterior, en 648 cargos, durante su segunda legislatura. La llegada de Rajoy supuso un drástico recorte del 19,4% en estas contrataciones, que cayeron hasta 503, en su primer año en La Moncloa. Al ejercicio siguiente, no obstante, la cifra protagonizó su mayor repunte porcentual, del 16,10%, hasta los 584, llegando a ganar 15 más en su última etapa en el poder.

Pese a lo abrupto del último relevo en la presidencia, la estadística achaca claramente el incremento registrado al PSOE, pues el pasado 1 de julio había 604 cargos de confianza en los Ministerios y seis meses después había 66 más. Una evolución al alza que contrasta con la suma de la plantilla total del Estado, que está en mínimos de toda la serie histórica.

Normas