Marc Bolland, antiguo CEO de Marks & Spencer, el menos votado de los consejeros de IAG

Obtuvo un 18,2% en contra en la junta del jueves, mientras la de Willie Walsh fue la reelección con mayor respaldo

Marc Bolland en una intervención pública durante su etapa de CEO de Marks & Spencer.
Marc Bolland en una intervención pública durante su etapa de CEO de Marks & Spencer.

La reelección de Marc Bolland como consejero independiente de IAG fue el asunto con mayor contestación entre los accionistas de los tratados en la junta que el holding de aerolíneas celebró el pasado jueves en Madrid. Su nombramiento tuvo el respaldo del 80,99% de los partícipes presentes o representados en la reunión, por un 18,21% de rechazos y un 0,8% de abstenciones.

Los 20 puntos porcentuales en contra contrastan con el resultado de práctica unanimidad a favor lograda por el resto de puntos del orden del día. Entre ellos se encontraba la reelección, también como independiente, de Emilio Saracho, quien fue duramente criticado por diversos minoritarios por su participación en la gestión del Banco Popular en la antesala de su derrumbe.

Saracho, que fue respaldado por el 99,55% de los votos, fue defendido por el presidente de la compañía, Antonio Vázquez, como un hombre de notable aportación y al que no hay que prejuzgar antes de que lo haga la justicia.

IAG 5,41 2,81%

En cuanto a Marc Bolland, se trata de una figura reconocida en el mundo de la empresa y los proxy advisors han podido poner el foco en él con una recomendación en contra de su continuidad en el órgano de decisión de IAG. En su currículum destaca el puesto de consejero delegado de la cadena Marks & Spencer entre 2010 y 2016. Su salida de la misma se produjo tras una decepcionante campaña de Navidad para el gigante del retail y tras años de fuerte volatilidad en los resultados.

En la actualidad Marc Bolland ocupa la dirección de la Cartera de Operaciones en Europa del gigante de la inversión The Blackstone Group, y es consejero de The Coca Cola Company. Años atrás desempeñó cargos de máxima responsabilidad en grupos como Heineken y Manpower. Además, el independiente de IAG también es vicepesidente de Unicef en Reino Unido.

La renovación de Walsh, por aclamación

Se da la circunstancia de que Willie Walsh, CEO del conglomerado que engloba a Iberia, British Airways, Vueling, Aer Lingus y Level, fue el más votado el jueves, con un 99,82% a favor. Antonio Vázquez, por su parte, continúa como presidente con el visto bueno del 96,74%.

La gestión del primer ejecutivo viene jalonada por un fuerte crecimiento de los ingresos (de 16.300 millones en 2011 a 24.400 millones en 2018); la obtención del doble de clientes de los declarados en el momento del nacimiento de IAG, hasta los 113 millones de pasajeros el año pasado, y unos retornos del capital invertido que doblan el promedio de la industria (16,6% en comparación con el 7,9%).

Ahora, la dirección de IAG capea con la presión que las low cost han trasladado a la rentabilidad de todo el sector aéreo, así como a la volatilidad de costes como el del combustible. Otros de los grandes retos a la vista son el de capear la crisis generada por el Brexit y el de la renovación de la flota, para lo que IAG ha firmado una carta de intenciones para adquirir 200 aviones del fabricante estadounidense Boeing. Esta última noticia ha generado expectación en los últimos días ante la apuesta por el modelo 737 MAX y la decisión de Airbus de competir por arrebatar ese posible macropedido a su gran rival.

Normas