Lufthansa intenta frenar su crisis con una nueva estrategia para Eurowings y cambios en los dividendos

La filial se centrará en el corto radio y deberá recortar sus costes un 15% hasta 2022

Avión A319 de la aerolínea Eurowings, filial de Lufthansa.
Avión A319 de la aerolínea Eurowings, filial de Lufthansa.

Lufthansa busca soluciones tras anunciar días atrás su segunda rebaja de estimaciones económicas en lo que va de año. El mayor grupo europeo del sector aéreo celebra hoy su Investor Day, cita en la que se está poniendo el foco en una nueva estrategia para la filial de bajo coste Eurowings. La señalada como culpable de lastrar la rentabilidad del conglomerado germano va a centrarse exclusivamente en operaciones de corta distancia, dejando los vuelos de largo radio en manos de Lufthansa.

Al margen de la reorientación estratégica, Eurowings tendrá que rebajar un 15% sus costes hasta 2022 con el objetivo de retomar la senda del beneficio. Tras el profit warning del pasado día 16, Lufthansa prevé una nueva caída en los ingresos de Eurowings al cierre del segundo trimestre. A partir de este punto, la low cost basará su flota en el A320 de Airbus y operará con su certificado alemán. Quedaría descartada, por tanto, la integración con otro de los brazos del grupo, Brussels Airlines, sobre el que habrá novedades en el tercer trimestre.

Más allá de las operaciones de sus distintas aerolíneas, Lufthansa ha decidido flexibilizar su política de dividendos, haciéndola depender del resultado obtenido en cada ejercicio. El nuevo compromiso es distribuir entre el 20% y el 40% del beneficio neto.

DEUTSCHE LUFTHANSA AG 13,10 1,95%

La compañía se ha marcado el reto de elevar los ingresos unitarios un 3% de aquí a 2022 y, en el medio plazo, alcanzar un flujo de caja libre de 1.000 millones de euros al año.


 

Normas