Lufthansa se desploma más de un 11% tras recortar previsiones y contagia al sector

La empresa espera que la guerra de precios dure todo este año

Aviones de Lufthansa en el aeropuerto de Fráncfort.
Aviones de Lufthansa en el aeropuerto de Fráncfort. REUTERS

La guerra de precios en el sector aéreo europeo se sigue cobrando víctimas. La aerolínea alemana Lufthansa ha rebajado su previsión de beneficios por segunda vez este año, y está desplomada en Bolsa. En concreto, la firma prevé un margen operativo de entre el 5,5% y el 6,5%, cuando previamente esperaba del 6,5% al 8%. Las acciones de Lufthansa han caído un 11,6%, y en el sector Ryanair, Easyjet y Air France se han dejado más del 4%. IAG ha perdido un 2,86% en la Bolsa española.

De esta forma, la compañía sitúa en una horquilla de entre 2.000 y 2.400 millones de euros su Ebit ajustado para 2019, unas perspectivas que tienen en cuenta el aumento del coste del combustible en 550 millones de euros a pesar de la disminución reciente del precio del petróleo. "Los rendimientos en el mercado europeo de corto recorrido, en particular en Alemania y Austria, se ven afectados por el exceso de capacidad sostenida causada por los operadores que están dispuestos a aceptar pérdidas significativas para ampliar su cuota de mercado, presionando los rendimientos en las líneas aéreas de la red y Eurowings", justifica la compañía aérea.

La empresa ha asegurado que espera que el entorno sea "desafiante" al menos lo que queda del año. Espera, de hecho, que los ingresos bajen en su filal de bajo coste Eurowings, tanto en el trimestre como en el conjunto del año, y Lufthansa aplicará un nuevo paquete de recortes de costes. Es la segunda vez que la empresa da malas noticias a los inversores.

En el primer trimestre, el mayor grupo aéreo de Europa por tamaño y volumen de pasajeros registró unos 'números rojos' de 342 millones de euros, casi nueve veces más que pérdidas de 39 millones de euros registradas en el mismo periodo de 2018 marcado entonces por la consolidación de Eurowings en el 'holding' alemán.

El sector lleva varios años capeando con un exceso de capacidad que se ha llevado por delante varias aerolíneas desde 2017: Monarch, Wow y Air Berlin han terminado liquidadas, al igual que otras firmas de menor tamaño, pero la oferta sigue siendo muy abultada: las aerolíneas alemanas de bajo coste han recortado precios al menos en un 10% en los últimos meses, según un informe del Gobierno recogido por Bloomberg.  Además, las tensiones geopolíticas han elevado el precio de los combustibles.

En paralelo al recorte de previsiones, Lufthansa ha adelantado un cargo extraordinario de 340 millones por riesgos fiscales en Alemania.

Normas
Entra en El País para participar