Santander renueva su oferta y crea una “hipoteca a la carta”

El cliente podrá beneficiarse de una bonificación de hasta 100 puntos básicos si contrata una serie de productos

banco santander hipotecas

Santander se adapta a la nueva ley hipotecaria, que entró en vigor el domingo, y crea una "hipoteca a la carta". La entidad ofrecerá un producto libre de vinculaciones, tal como exige la nueva normativa, pero también permitirá a sus clientes beneficiarse de una bonificación de hasta 100 puntos básicos sobre el interés nominal aplicable en función de los productos y servicios que contraten cada año.

Hasta ahora, si el cliente quería optar a una hipoteca más barata, debía cumplir todas las condiciones exigidas por la entidad. Sin embargo, a partir de ahora, la "hipoteca a la carta" de Santander permite contratar los productos deseados y obtener una rebaja de los intereses en función de ello.

Si adquiera todos, el diferencial de la hipoteca variable se mantendrá como hasta ahora y partirá del euríbor más 0,99 puntos, para préstamos que financien menos del 60% del valor de compra o de tasación de la vivienda. No obstante, la entidad ha rebajado ligeramente el tipo de interés nominal (TIN) de la hipoteca a tipo fijo. Para una hipoteca a 30 años que financie el 80% del importe, la TAE pasará de un 3,38% a un 3,03%, según informan desde la entidad.

Otra de las novedades de la oferta es que Santander incorpora una nueva condición que puede rebajar los intereses. Si la vivienda hipoteca tiene calificación energética A, A+ o está considerada vivienda sostenible, el interés del préstamo se reducirá en 10 puntos básicos. Hasta ahora, solo Triodos Bank vinculaba el precio de sus hipotecas a la calificación energética de la casa.

Por otra parte, desde la entidad también informan que eliminan la bonificación vinculada a que la unidad familiar tuviera unos ingresos superiores a 1.500 euros (de no ser así, el préstamo se encarecía). La nueva oferta diferencia entre rentas superiores a 600 o 1.200 euros, contabilizando a cada uno de los titulares de la hipoteca por separado, y bonifica ambas situaciones, con 15 o 25 puntos básicos.

No obstante, desde Santander puntualizan que la oferta expuesta en su web puede variar según el cliente y la oficina que la comercialice.

Santander ya adaptó su oferta hipotecaria a la nueva normativa a principios de año, al asumir los gastos de tasación, de notaría, gestoría y registro así como el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD). Asimismo, en su web, disponía de la oferta con o sin vinculación, como exige la ley. Con el nuevo cambio, las entidades ya no hablarán de ofertas vinculadas sino de ofertas combinadas, de manera que permitirán al cliente contratar únicamente una hipoteca o añadirle otros productos que mejoren las condiciones de ésta.

Normas