Unión Europea

Cumbre europea: Merkel duda de que se pueda acordar el sucesor de Jean Claude Juncker

Sánchez destaca la buena sintonía enrtre socialdemócratas y liberales

El presidente francés Emmanuel Macron posa con la canciller alemana Angela Merkel antes de su reunión bilateral en Bruselas.
El presidente francés Emmanuel Macron posa con la canciller alemana Angela Merkel antes de su reunión bilateral en Bruselas. AP

La canciller alemana, Angela Merkel, ha asegurado a su entrada a la cumbre de jefes de Gobierno de la UE, en Bruselas, que que es posible que del cónclave no salga todavía una propuesta para suceder a Jean Claude Juncker al frente de la Comisión Europea. "Tendremos que escuchar primero el informe del presidente del Consejo Europeo sobre sus conversaciones en el Parlamento. En vista de las dificultades que hay, es posible que no podamos hacerle todavía una propuesta al Parlamento sobre la presidencia de la Comisión", dijo Merkel a su llegada a la cumbre.

En ese sentido, indicó que "eso no me parece grave, nuestra meta debe ser tener una propuesta para el momento en que se constituya el Parlamento Europeo. Por lo tanto todavía tenemos algunos días". Merkel añadió que se trata no sólo de que haya un acuerdo entre los jefes de Estado y de Gobierno que permita obtener una mayoría cualificada en el Consejo Europeo, sino también de hacer una propuesta que pueda ser aceptada por el Parlamento Europeo.

Anteriormente, fuentes del Gobierno de Pedro Sánchez subrayaron hoy la "sintonía" entre los negociadores socialdemócratas y liberales. Esta mañana se ha celebrado un desayuno en el que han participado jefes de Gobierno representando a las tres principales familias políticas de la Unión, paso previo al Consejo Europeo que se celebra esta tarde y en el que los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintiocho deben consensuar los principales cargos institucionales de la Unión.

En el encuentro de han estado Sánchez, y el primer ministro portugués, Antonio Costa, como negociadores de la familia socialdemócrata, los primeros ministros de Bélgica y Países Bajos, los liberales Charles Michel y Mark Rutte, y por parte del PPE los primeros ministros de Croacia y Letonia, Andrej Plenkovic y Arturs Krisjanis.

Los líderes de la Unión Europea se reúnen hoy y mañana en Bruselas con el objetivo de nominar a los presidentes de las instituciones comunitarias del nuevo ciclo europeo, un enmarañado sudoku que quieren resolver a toda costa antes de la primera sesión de la Eurocámara el 2 de julio. Sobre la mesa de negociación está un reparto de poder sin precedentes en la Unión Europea: además de la presidencia de la Comisión, hay vacantes en las presidencias del BCE, del Consejo y del Parlamento Europeo, así como en el cargo de responsable de la política exterior comunitaria.

"Hay diferentes puntos de vista, diferentes intereses, pero también una voluntad común de finalizar este proceso antes de la primera sesión del Parlamento Europeo", señaló el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en la carta de invitación que ha enviado a los presidentes y primeros ministros de los países de la UE.

El reparto institucional deberá ser validado por mayoría cualificada reforzada en el Consejo, es decir, con el respaldo del 72% de sus miembros (21 países) que representen al 65% de la población de la UE, aunque la intención es lograr un consenso. Resulta difícil pensar que se pueda alcanzar un acuerdo que no cuente con el apoyo de París y Berlín, señalan fuentes diplomáticas.

 

Weber, apuesta del PPE

El mejor situado, en teoría, debería de ser el alemán Manfred Weber, cabeza de lista de los populares en las elecciones europeas que ganaron los conservadores y candidato al que refrenda la canciller germana, Angela Merkel, aunque se le critica su falta de experiencia de Gobierno, un requisito que muchos ven fundamental para dirigir el Ejecutivo comunitario.

En la mesa también están los nombres del candidato socialista y vicepresidente primero de la CE, el holandés Frans Timmermans, o del negociador europeo del "brexit", el conservador francés Michel Barnier. En clave femenina suenan la eurocomisaria de Competencia y candidata liberal, la danesa Margrethe Vestager, la máxima responsable del Fondo Monetario Internacional (FMI), la francesa Christine Lagarde, la excomisaria europea y actual directora general del Banco Mundial, la búlgara Kristalina Georgieva, la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, o incluso Angela Merkel.

"Todo está abierto (...). La aspiración de todos es llegar a un acuerdo cuanto antes", dice una fuente diplomática que, al igual que en otras legaciones nacionales, cuentan con que se pueda alcanzar un acuerdo antes del 2 de julio y no descartan que, para ello, sea necesario convocar una cumbre extraordinaria en las próximas fechas.

Normas
Entra en El País para participar