Operaciones

Indra asegura que la compra de ITP se financiará con deuda y una ampliación de capital

La compañía insiste en que las conversaciones con Rolls-Royce están en "estadio avanzado"

Sede de Indra
Sede de Indra

Indra ha reconocido este martes en un hecho relevante a la CNMV que la adquisición de la participación de control de ITP que negocia con Rolls-Royce se financiará con una combinación de deuda y ampliación de capital. La compañía ha enviado esta comunicación al regulador después de que El Confidencial adelantara el lunes que la tecnológica española planeaba realizar la citada compra con un préstamo de BNP Paribas de 1.000 millones de euros y una ampliación de capital de 500 millones.

En la nota, Indra vuelve a explicar que está manteniendo conversaciones, "en estadio avanzado", con Rolls-Royce en relación con la posible adquisición de la citada participación, "contando para ello con asesores externos y sin que a esta fecha se pueda confirmar en modo alguno si dichas negociaciones concluirán con la suscripción de un acuerdo vinculante" con la compañía británica.

El supuesto esfuerzo inversor que tendrá que asumir el grupo tecnológico español sigue castigando a la compañía este martes en Bolsa. Sus acciones retroceden hoy un 2,5% ante la posibilidad de que esta ampliación diluya la presencia de los actuales accionistas. En tres sesiones, la compañía acumula una caída de más del 12%.

Según confirmaron ayer a CincoDías fuentes conocedoras de la operación, la tecnológica española planea adquirir entre el 60% y el 75% del fabricante de módulos para motores. Las mismas fuentes añadieron que Indra descarta vender su negocio de tecnologías de la información, Minsait, algo que se había especulado días atrás. Este lunes, el bróker Oddo aseguró que preferiría que Indra vendiera su actividad de TI para evitar que tenga que llevar a cabo la citada ampliación de capital.  

 

Normas
Entra en El País para participar