Energía

La AIE rebaja la previsión de demanda de crudo por la guerra comercial

El Brent gira a la baja, pero se mantiene por encima de 61dólares

Pozo de petróleo en Texas.
Pozo de petróleo en Texas. AP

Los malos augurios sobre el comercio mundial han llevado a la Agencia Internacional de la Energía a recortar su previsión sobre la demanda de crudo. De momento la organización ha recortado la previsión de aumento demanda para 2019 en 100.000 barriles al día, hasta los 1,2 millones de barriles. 

No obstante, de cara a 2020 la demanda crecerá a mayor ritmo, 1,4 millones, por los estímulos económicos aplicados y por la demanda de los países emergentes. "A medida que el sentimiento económico se debilita, las consecuencias para la demanda de petróleo se vuelven aparentes", apuntó en su informe mensual. "El empeoramiento de las perspectivas sobre el comercio es un asunto común en todas las regiones", añadió.

Además, en la primera mitad del año la demanda tampoco ha estado a la altura de las previsiones. El invierno más suave en el hemisferio Norte, la desaceleración de la producción de productos petroquímicos en Europa y el frenazo en la demanda de gasolinas en EE UU son la cauda de este parón en la demanda.

Asimismo, la AIE alerta de la incertidumbre sobre la oferta de crudo, del mercado ligada a las sanciones de EE UU contra Irán y Venezuela, a los recortes de producción de la OPEP+, a las luchas intestinas en Libia y a los ataques contra petroleros en el Golfo Pérsico.

El precio del Brent, que empezó la sesión subiendo, ha girado a la baja ante el cambio de previsiones de la AIE. El barril se cambia a 61,15 dólares, tras una semana de alta volatilidad. El miércoles bajó de los 60 dólares, mínimo desde enero, por el alza de los inventarios en EE UU, y el jueves subió hasta un 4,5% tras los ataques sobre dos petroleros en el Golfo de Omán.

Normas