Servicios

Aqualia (FCC) compra la compañía francesa SPIE

SPIE es una empresa independiente, de mediano tamaño

Planta de tratamiento de agua de Aqualia
Planta de tratamiento de agua de Aqualia

Aqualia, compañía de gestión del agua participada por FCC (51%) y el fondo australiano IFM (49%), ha comprado la empresa francesa Services Publics et Industries Environnement (SPIE) al holding SPI, una operación cuyo importe no ha transcendido.

En un comunicado, Aqualia ha destacado el atractivo del mercado francés, el mayor de Europa donde conviven los modelos de gestión pública y privada y en el que existen importantes necesidades de inversión y de capacidades tecnológicas.

SPIE es una empresa independiente, de mediano tamaño y con 120 años de experiencia en la gestión de servicios públicos de agua, que atiende a cerca de 140.000 ciudadanos a través de ocho contratos de gestión de abastecimiento y dos de saneamiento en la región de la Ile de France.

Según la misma fuente, Aqualia aportará a SPIE especialización técnica y capacidad financiera adicional, complementando el exitoso proyecto de gestión de servicios públicos, basado en la proximidad y la excelencia, que la compañía francesa viene desarrollando.

En la actualidad, Aqualia presta servicio a 22,5 millones de usuarios en 1.100 municipios de Argelia, Arabia Saudí, Colombia, Chile, Ecuador, Egipto, Emiratos Arabes, España, Francia, Italia, México, Omán, Panamá, Portugal, Qatar, República Checa, Rumanía y Túnez.

En 2018 facturó 1.115 millones de euros y cerró el año con una cartera de negocio cercana a los 15.000 millones de euros.

 

 

Normas