El Ibex pone fin a su racha alcista de seis días lastrado por la banca

El Gobierno chino lanza un balón de oxígeno al sector de las materias primas en Europa

Pantalla de cotizaciones en la Bolsa de Nueva York.
Pantalla de cotizaciones en la Bolsa de Nueva York. AP

Después de haber registrado seis subidas en las últimas seis jornadas y remontar más de un 3% gracias a ello, al séptimo día, el Ibex descansó. El principal selectivo español ha terminado prácticamente plano, con una leve caída del 0,13% en una jornada en la que la prudencia ha sido la tónica general. Un Wall Street que ha ido yendo a menos a medida que maduraba el día ha llevado al Ibex a poner fin a su racha lastrado por la banca.

Los mercados han permanecido atentos un día más a cualquier pista sobre la guerra comercial y el desempeño de la economía global. En el plano comercial la situación apenas ha cambiado, con Donald Trump profiriendo ayer amenazas de elevar los aranceles a productos chinos valorados en 300.000 millones de dólares en el caso de no reunirse con Xi Jinping en el G-20 y con más medios oficiales chinos sugiriendo a Pekín que interrumpa el suministro de tierras raras a Estados Unidos, un arma de potencia limitada para dañar a Washington. Por su parte, el secretario de Estado Mike Pompeo aseguró que EE UU aún podría establecer aranceles sobre México en función del compromiso del país con el control migratorio.

Con el principal tablero previsiblemente paralizado hasta la cumbre del G-20 que arranca el próximo día 28, la partida de ajedrez entre las dos principales potencias del mundo continúa en otros terrenos. Hoy, uno de los ejecutivos del principal fabricante de Apple a nivel mundial, la taiwanesa Hon Hai Precision Industry (más conocida como Foxconn), ha afirmado que en el caso de que la guerra comercial vaya a más tiene capacidad para trasladar su producción fuera de China, evitando así, según sus comentarios, que Apple salga perjudicada.

IBEX 35 9.192,50 -0,38%
EUROSTOXX 50 3.455,57 -0,33%
DOW JONES 26.727,54 0,03%
USD x EUR 0,8767 -0,057%
Petroleo Brent 64,890 0,046%

En China las Bolsas terminaron hoy subiendo con fuerza (1,7% en Shanghai) gracias a la decisión del Gobierno de permitir a los ayuntamientos emitir bonos especiales para proyectos de inversión en infraestructuras. El resto de mercados en Asia marcó alzas de alrededor del 0,3%. En Europa, quien más ha subido es el Dax alemán, que ayer no abrió y se anota hoy un 1%. Las otras principales Bolsas del Viejo Continente también han terminado con más brío que el Ibex, pero no marcando grandes diferencias.

Como resultado directo de la medida del Gobierno chino, el sector de las materias primas ha sido el mejor del día en el Stoxx 600, con un repunte del 2,86% al esperar que la nueva política estimule la construcción de infraestructuras y provoque un aumento en la demanda de estos materiales. ArcelorMittal es la locomotora de su sector en Europa y de todo el Ibex 35, con una subida del 6,43% que deja la acción en los 14,99 euros; le siguen Indra y Grifols repuntando un 3,06% y el 2,55%. En el lado opuesto, BBVA, Naturgy y CaixaBank son los peores del Ibex dejándose el 1,34%, un 1,43% y el 1,76% respectivamente. 

La banca ha terminado con todos sus representantes en el Ibex en negativo y ha contribuido en gran parte al final de la racha alcista. Inditex ha retrocedido el 0,59% a un sólo día de presentar sus cuentas correspondientes al primer trimestre fiscal de 2019.

En el resto de mercados españoles al margen del Ibex, la minera Berkeley ha registrado un alza del 17,26% después de anunciar a la CNMV que ha obtenido tres nuevas licencias de exploración para la prospección en Salamanca de metales empleados en las baterías como el litio, cobalto, estaño o tungsteno entre otros. Por otro lado, Tubos Reunidos ha permanecido suspendida de cotización buena parte de la mañana para terminar subiendo un 8,97%. La compañía ha comunicado que ha alcanzado un principio de acuerdo con sus principales acreedores para refinanciar su deuda de 351 millones de euros. 

La relativa calma de hoy ha dado una también relativa estabilidad al mercado de deuda, tan volátil últimamente como el de renta variable. Las caídas de la Bolsa se llevaron el dinero a la renta fija, recortando el tipo de interés a mínimos históricos en Alemania y España (mínimo de tres años en EE UU) antes de volver a subir, también de la mano de los índices de Bolsa. Hoy el bono de EE UU a 10 años cotiza sin apenas cambios, en el 2,15%, con la deuda alemana registrando leves movimientos (-0,231%). La española cae tres puntos básicos y se sitúa en el 0,573%.

En las divisas el yen, también activo refugio, cede posiciones contra el dólar y el euro se cambia a 1,1316 dólares, un 0,04% más que en la jornada anterior. La libra recupera parte del terreno que perdió ayer ante los malos datos económicos de Reino Unido y sube el 0,29% pendiente de conocer quién sucederá a May y cómo de duro será el Brexit.

El petróleo, mientras, avanza un 0,30% tras las caídas de ayer, después de que Rusia y Arabia Saudí no terminaran de ponerse de acuerdo sobre futuros recortes de producción y el ministro de energía ruso, Alexander Novak, deslizara la idea de que en el caso de no producirse un acuerdo, el barril podría alcanzar los 30 dólares.  

Normas