Savills IM desembarca en España con 2.500 millones para invertir en inmuebles

Acelera su apuesta por el país tras adquirir Zaphir a Aguirre Newman

Destinará 500 millones en oficinas, logística y ‘retail’

Fernando Ramírez de Haro, responsable para España de Savills Investment Management.
Fernando Ramírez de Haro, responsable para España de Savills Investment Management.

La gestora de fondos inmobiliarios Savills Investment Management acelera su clara apuesta por España. Tras adquirir el pasado año la gestora española Zaphir, hasta entonces vinculada a la consultora Aguirre Newman, la firma británica va a desembarcar con munición para convertirse en uno de los grandes propietarios en nuestro país.

“El objetivo es destinar 500 millones de inversiones anualmente hasta 2022”, anuncia Fernando Ramírez de Haro, responsable para España de Savills IM. Esas cantidades suman 2.500 millones en un lustro.

Este directivo, el hijo mayor de la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre (PP), proviene de ocupar ese cargo en Zaphir. El grupo Savills adquirió a finales del pasado año la consultora Aguirre Newman (fundada por Santiago Aguirre —tío de Ramírez de Haro— y Stephen Newman) y simultáneamente, la gestora Savills IM se hizo Zaphir, la pata de fondos.

“Savills IM hasta ahora no tenía presencia en España. Ahora opera bajo la base de nuestra experiencia con Aguirre Newman. Nos ponemos en el mapa de los posibles objetivos de inversión”, apunta Ramírez de Haro. Destaca que el mercado español interesa a la compañía porque está en plena fase de crecimiento, tanto en inversión como en ocupación de los inmuebles. “El mercado de inversión está sujeto a lo que pueda pasar globalmente, tanto en tipos de interés o tensiones geopolíticas. En el mercado de ocupación, en cambio, estamos viendo que demuestra síntomas de fortaleza”.

No ha habido comentarios sobre el cambio de Gobierno. No es algo que vaya a afectar a los inversores

Fernando Ramírez de Haro, responsable para España de Savills IM

Además, señala que las etapas de incertidumbre política en España no ha afectado a los inversores ni a la visión de Savills IM. “No ha habido comentarios sobre el cambio de Gobierno. No es algo que vaya a afectar a los inversores actuales ni futuros”, opina. Sobre el procés vivindo en Cataluña, más allá de una ralentización de la inversión entre octubre y diciembre del pasado año, afirma que la ocupación de oficinas en la capital catalana está yendo especialmente bien. “Mejor en Barcelona que en Madrid”, añade.

La cotizada británica controla 16.000 millones de euros en activos inmobiliarios bajo gestión en todo el mundo para sus propios fondos o de clientes. Desde Londres, invierte en diferentes mercados, con fuerte presencia en Europa y Asia. La gestora hereda de Zaphir alrededor de 400 millones en propiedades en España, a la que recientemente ha sumado una inversión de 48 millones, al comprar un Eroski en el centro comercial Garbea en San Sebastián. En su cartera, las oficinas pesan un 50%, el retail otro 25% y el resto es residencial y logístico.

El nuevo objetivo es mantener en España propiedades (tras las oportunas desinversiones) por más de 2.000 millones en cartera a medio plazo.

Actualmente, reconoce Ramírez de Haro, la firma ya tiene identificado un pipeline de 750 millones de potenciales inversiones detectadas, con la intención de cerrar alguna ya antes del parón veraniego.

Las inversiones en España provendrán de tres tipología de inversores. Por un lado, los vehículos propios de Savills, como ha ocurrido en la compra en Gardea, con dianas de entre 25 y 80 millones por activo. Por otro lado, la firma gestionará grandes mandatos de otros clientes e inversores, por más de 100 millones en cada caso, y por último, ayudará a localizar oportunidades a otros fondos, entre ellos hedge funds, private equity y fondos oportunistas.

“Pasamos de ser una división de Aguirre Newman a ser la filial en España de una gestora global”, apunta Ramírez de Haro. Asímismo explica que pertenecer ahora a Savills abre a la gestora una gran capacidad para obtener recursos. “No dependemos ya de Madrid, sino de Londres. También nos ofrece un enorme acceso a capital, tanto de fondos propios como de terceros a nivel global, con mucha presencia en Asia, un tipo de inversor al que nosotros antes no llegábamos”, asevera.

¿De dónde proceden los recursos?

Tipos. La firma tiene numerosos fondos especializados por zonas y tipo de activos. En España, utilizará dos vehículos de retail (uno core y otro core plus, es decir, los más conservadores destinados a activos prime), así como otro instrumento de logística y uno genérico para el mercado europeo. Como plazo para desinvertir tiene más de 10 años y la rentabilidad buscada se sitúa entre el 5% y el 10%.

Clientes. Gran parte del dinero de los vehículos propios de Savills que llegarán a España proceden de inversores institucionales de Alemania, sobre todo aseguradoras y fondos de pensiones.

Activos. En retail apuestan por los activos menos afectados por el comercio online, como puedan ser los parques de medianas, los outlets, centros comerciales con potentes tiendas de alimentación o tiendas en las mejores calles comerciales.

Normas