Reserva Federal

Powell combatirá los efectos de la guerra comercial con rebajas de tipos

El presidente de la Fed se compromete a tomar las "medidas apropiadas" para asegurar la estabilidad económica

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell.
El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. AP

Las políticas monetarias de los principales bancos centrales parece que volverán a acompasarse y las medias de estímulo seguirán acompañando al mercado. En una semana marcada por la reunión del BCE, el presidente de la Reserva Federal de EE UU le tomó hoy la delantera. Durante su intervención en un encuentro que celebra el banco central estadounidense, Jerome Powell, aseguró que está “vigilando de cerca las implicaciones” las tensiones comerciales. Estas declaraciones se producen en un momento en el que las negociaciones entre China y EE UU se encuentran en punto muerto y Donald Trump redirige sus ataques a México.

Emulando la intervención de Draghi en 2012, Powell se comprometió a tomar las medidas que sean apropiadas para asegurar la estabilidad económica y financiera y mantener la inflación próxima al objetivo del 2% que se marca la institución. “Nuestra obligación es tomar medidas ahora que nos permitan estar en la mejor posición para lidiar con el próximo encuentro en el que tipos de interés caigan a cero”, añadió.

Los inversores interpretaron estas palabras como la posibilidad de que la Fed recorte las tasas en el corto plazo. En cuestión de segundos las rentabilidades de la deuda a 10 años moderaron los ascensos, pasando del 2,13% al 2,1%. Tras la euforia inicial, las ventas regresaron a la renta fija y el bono con vencimiento en 2029 repuntó al 2,14%. Wall Street no permaneció ajeno y a media sesión el Dow Jones y el S&P 500 avanzaban un 1,8% mientra el Nasdaq se anotaba un 2,2%

La intervención de Powell se produce un día después de que el presidente de la Fed de San Luis afirmara que un recorte de las tasas “podría estar garantizado en el corto plazo”. Bullard se apoyó en la ralentización económica y los bajos niveles de inflación para sostener su afirmación.

Los futuros de los fondos federales, que hasta hace unas semanas atrasaban la rebaja del precio del dinero a finales de este año, se dispararan ya un 55% para el próximo julio. No obstante, será este mes de junio cuando el comité de la Fed actualice sus previsiones macroeconómicas y de expectativas de subida de tipos, que según las estimaciones de marzo se limitan a un alza de las tasa en los próximos tres años.

Normas