Los fabricantes de acero europeos piden ayuda a la Unión: "miles de puestos de trabajo corren peligro"

45 directores ejecutivos de empresas que representan un 90% de la producción de acero en Europa dan la voz de alarma

Los fabricantes de acero europeos piden ayuda a la Unión: "miles de puestos de trabajo corren peligro"
Getty Images

Los gigantes del acero europeo han dado hoy la voz de alarma: miles de puestos de trabajo están en serio peligro debido al aumento de las importaciones de acero extranjero que han provocado los aranceles estadounidenses sobre este producto. Así lo explican 45 directores ejecutivos de diferentes empresas que en su conjunto representan el 90% de la producción de acero en Europa en una carta abierta dirigida a las autoridades de la Unión Europea.

La carta critica duramente la situación del mercado del acero en el Viejo Continente, al que califica de "vertedero" del exceso de producción del acero del resto del mundo, "esa es la raíz del problema", afirman. 

En su misiva, los directivos se quejan de que las expectativas para la industria del acero europea se han truncado de forma abrupta: "las consecuencias son fáciles de ver, los anuncios de recortes de producción y de cierres de plantas se suceden por toda Europa". Detrás de ello: los aranceles que ha aplicado Estados Unidos al acero.

"Desde 2013, las importaciones se han más que duplicado, alcanzando cerca de 30 millones de toneladas al calor de los aranceles que Estados Unidos ha estado aplicando desde 2018. Por contra, la demanda de acero en Europa solo se ha incrementado de forma marginal desde 2013 y se espera que caiga en 2019", detalla el documento.

Asimismo, los directivos hablan de unos precios de las materias primas y la energía "altamente volátiles" y de unos costes de las emisiones de CO2 que "se han elevado vertiginosamente". Según la carta, los costes de las emisiones son cinco veces más altos que a inicios de 2018 y son soportados por los productores de acero europeos mientras que no se aplican al acero importado a la Unión.

En estos momentos, la Comisión Europea está revisando sus medidas de protección diseñadas para limitar el flujo de acero procedente del extranjero y prevenir un repunte de las importaciones fruto de los aranceles del 25% que aplica Washington. 

Según la opinión de los directivos del acero, esas medidas deben de reforzarse. Actualmente, la cuota se sitúa un 5% por encima del nivel medio de las importaciones de 2015-2017, a partir de esa cuota, se aplica un arancel del 25%.

Entre los responsables de compañías firmantes de la misiva, se encuentran los ejecutivos de Tata Steel, ThyssenKrupp, UK Steel, Acerinox y ArcelorMittal. 

Precisamente, ArcelorMittal ha sido una de las compañías que anunció recortes en su producción. Desde que se recrudeció la guerra comercial entre Pekín y Washington el pasado 5 de mayo, sus acciones acumulan una bajada del 26,15%.

Normas