El debut de Soraya Sáenz de Santamaría en Cuatrecasas

La expolítica se estrena como socia del despacho en su primer acto público y explica las novedades y tendencias en materia de retribución

Soraya Sáenz de Santamaría, durante su intervención en la jornada de retribución celebrada en Cuatrecasas.
Soraya Sáenz de Santamaría, durante su intervención en la jornada de retribución celebrada en Cuatrecasas.

Acostumbrada a explayarse en sus intervenciones todos los viernes tras el Consejo de Ministros, la portavoz y exvicepresidenta del Gobierno de Mariano de Rajoy lamentó disponer de tan solo 15 minutos para abordar con detalle las novedades y tendencias en materia retributiva. El tiempo a Soraya Sáenz de Santamaría se lo habían levantado los participantes en la mesa redonda sobre el análisis de la última temporada de juntas, los incentivos a largo plazo, la información no financiera y el nuevo modelo de informe anual de retribuciones, celebrada este martes en la sede madrileña de Cuatrecasas.

La nueva socia del área de Derecho Mercantil de este despacho, presidido por Rafael Fontana, al que se incorporó el pasado 11 de marzo, aprovecho su cuarto de hora y desgranó, de carrerilla y a grandes rasgos, el anteproyecto de Ley de incorporación de Directiva de la Unión Europea 2017 / 828, sometido a audiencia pública hasta el 14 de junio de este año. El objetivo del mismo es reforzar la implicación a largo plazo de los accionistas en las sociedades cotizadas europeas y aumentar la transparencia entre las compañías y sus inversores. En cuanto a las tendencias de la temporada de juntas de este año, Sáenz de Santamaría recalcó, durante la jornada celebrada conjuntamente con Georgeson y Willis Towers Watson, el creciente esfuerzo de las compañías por alinearse con las prácticas internacionales de gobierno corporativo más exigentes.

Y destacó que los sistemas retributivos se fijan con mayor claridad y detalle en la explicación tanto en estatutos como en políticas, y que los sistemas de remuneración vinculados a la acción prevista por la mayoría en estatutos muchos no siguen las recomendaciones sobre remuneración de consejeros del nuevo código de buen gobierno. También se observa, detalló la socia de Cuatrecasas, que los parámetros para la fijación de los componentes variables mantienen un desigual grado de detalle y objetivación, como también el número de empresas que incluyen mecanismos de cláusulas de reducción y de recuperación de cantidades diferidas y satisfechas (malus y clawback), así como la fijación de una indemnización por el cese de los ejecutivos de dos anualidades. En cuanto a las métricas para fijar la retribución de los consejeros y ejecutivos, afirmó que estas se rigen en su mayoría por la contribución a la estrategia, así como a los intereses y a la sostenibilidad a largo plazo, pero también se ha de tener en consideración el rendimiento no financiero.

Otra de las novedades es una mayor capacidad de intervención de la junta de accionistas en los temas retributivos de las empresas cotizadas, ya que el informe anual de remuneraciones destaca la información para comparar el rendimiento de la sociedad y la retribución media de los trabajadores, así como su comprobación por parte del auditor.

Una de las frases más relevantes de la intervención de la expolítica, que se puede extrapolar a otros ámbitos profesionales, fue la siguiente: “La lealtad es una cosa y la fidelidad es otra”.

Normas