El Ibex mantiene los 9.000 puntos a pesar de haber llegado a caer un 1%

El índice sube ligeramente contagiado por una inesperada apertura alcista de Wall Street

Ibex 35
Imagen de la Bolsa de Nueva York. AFP

Tras perder en mayo el 5,92% de su valor, el Ibex se toma un respiro y empieza junio ligeramente en positivo con un alza del 0,21% que le sirve para situarse en los 9.022,8 puntos a pesar de que las perspectivas comerciales y los datos económicos no son nada halagüeños. En los últimos días, EE UU ha anunciado la aplicación de nuevos aranceles sobre México que entrarán en vigor el próximo 10 de junio y China ya ha implantado los suyos, con los que responde a la ofensiva de Trump. 

Por su parte, los datos de actividad industrial en Asia conocidos hoy muestran contracción en Japón, Corea, Malasia y Taiwan, y solo la cifra de China ha dado un respiro a los mercados. En España la actividad industrial se ha estancado mientras que en la zona euro las cifras son aún menos alentadoras. La actividad de las fábricas de la eurozona agravó su deterioro durante el pasado mes de mayo y la mayor potencia económica europea, Alemania, fue la que peor lectura registró. 

El principal selectivo español perdió los 9.000 puntos desde la apertura, si bien con el paso de la sesión ha dado la vuelta a las pérdidas, que superaron por momentos el 1%. Detrás del cierre en positivo se encuentra la inesperada apertura en verde de Wall Street: aunque los futuros apuntaban a caídas de más del 0,5%, el inicio de sesión del Dow Jones fue alcista. Acciona, Siemens Gamesa y Grifols han liderado al Ibex con alzas del 2,14%, el 2,04% y un 1,91% respectivamente. En el lado contrario, Mediaset, Bankia y Ence son los más castigados tras dejarse el 2,39% en el caso de las dos primeras y el 2,03% en el de la papelera.

Principales cotizaciones

IBEX 35 9.356,10 1,19%
EUROSTOXX 50 3.598,65 1,19%
DOW JONES 27.024,80 0,89%
USD x EUR 0,9067 0,055%
Petroleo Brent 58,830 0,153%

Fuera del Ibex, PharmaMar es una de las protagonistas de hoy en el mercado nacional. Las acciones de la empresa de biotecnología han encajado una caída del 9,82%, hasta los 2,168 euros. Todo a pesar de que el pasado sábado la compañía presentó unos resultados positivos de un estudio en fase II para el tratamiento de cáncer de pulmón microcítico recidivante en el congreso ASCO (American Society of Clinical Oncology), que está teniendo lugar estos días en Chicago.

En Europa, tanto el Cac como el Dax y el Stoxx 50 han terminado con alzas cercanas al 0,6% mientras que las subidas del Ftse rondan el 0,3%. Las Bolsas de Asia han registrado caídas, del 0,9% en el caso de Japón, mientras China sorteaba los números rojos. Y en Wall Street, las tecnológicas dejaron fuertes pérdidas arrastradas por Alphabet, que llegó a caer cerca de un 8% ante la probable apertura de un caso por prácticas monopolísticas en EE UU.

El cruce de declaraciones y acusaciones entre China y Estados Unidos ha ido a más durante el fin de semana, unas escaramuzas dialécticas que hacen poco posible que del próximo G20 que se celebra en Japón salga algún gesto de distensión entre las dos primeras economías del mundo. El mes pasado se especulaba con que Donald Trump y XI Jinping desbloquearían las negociaciones en una reunión cara a cara, una opción que ahora está poco menos que descartada.

El Gobierno chino lanzó ayer un documento en el que explicó su postura respecto a la guerra comercial. El gigante asiático culpa a Estados Unidos de los pasos atrás en las negociaciones, "cuánto más se le ofrece al Gobierno estadounidense, más quiere", asegura el documento. "EE UU ha proseguido con sus peticiones exorbitantes, amenazas y sus aranceles desde que la fricción comenzó, e insistió en mantener exigencias que afectan a la soberanía de China, lo que solo ha servido para retrasar la resolución de las diferencias", detalla el informe.

Ante una complicada perspectiva de futuro, el impacto de las barreras comerciales es ahora la gran preocupación del inversor, y de ahí que se miren con lupa los datos de coyuntura. Y es que, no en vano la Organización Mundial del Comercio ha rebajado la previsión de crecimiento global para 2019 desde el 3,7% al 2,6% debido al conflicto entre las dos principales potencias.

El riesgo de recesión se deja notar en la deuda, que cotiza en mínimos históricos en la zona euro, si bien hoy permanece relativamente estable con la española perdiendo el 0,7% de rentabilidad, y la estadounidense cerca del 2%, cuando hace medio año rondaba el 3,25%. La fuga de dinero de la renta variable agudiza, además, este fenómeno.

Con todo, el pesimismo sigue presente, como muestra el precio del petróleo, que bajaba un 4,65% al cese de la actividad de las principales Bolsas de Europa. El barril de Brent se paga a 61,49 dólares. El mercado de divisas se muestra relativamente tranquilo. El yen repunta, como es habitual cuando el mercado tiene sesgo negativo. El euro sube un 0,42% y queda en los 1,12 dólares, a pesar de las turbulencias políticas, con la dimisión de la líder de los socialdemócratas alemanes (que gobiernan en coalición con la CDU) y el ultimátum del primer ministro italiano a los dos partidos que sustentan su gobierno. 

Normas