Paseo por el León modernista de la mano de Gaudí

Es sede de una de las tres obras que el arquitecto firmó fuera de Barcelona

Casa Botines marcó la evolución urbanística de la ciudad

Casa Botines
Casa Botines, hoy museo, máximo exponente del modernismo en la capital leonesa.

León tiene el privilegio de contar con una de las tres únicas obras que Antoni Gaudí realizó fuera de Barcelona, Casa Botines, un edificio que revolucionó la ciudad, marcó su evolución arquitectónica y fue el punto de partida de una reforma urbanística sin precedentes que se extendió desde finales del siglo XIX hasta las primeras décadas del XX.

Encrucijada de caminos, cruce del saber, parada obligada del Camino francés, uno de los más transitados y donde convergían casi todas las vías medievales de peregrinación, el recorrido El León de Gaudí/Ruta urbana del modernismo añade un atractivo más a una ciudad llena de contrastes; es una forma diferente de conocerla.

La ruta, que tiene como epicentro Casa Botines, máxima expresión del modernismo leonés, que Gaudí construyó en un tiempo récord, permite conocer el legado y la influencia del reconocido arquitecto catalán, al tiempo que pone en valor el legado artístico y arquitectónico de los numerosos edificios representativos de estilo modernista que decoran la ciudad. Casa Botines forma parte de la Ruta europea del modernismo.

El recorrido añade un atractivo más a una urbe llena de contrastes. Es una forma diferente de conocerla, de adentrarse en ella

Sorprende la belleza de este edifico excepcional. El encargo que recibió el joven Gaudí fue el de construir la sede de un negocio textil de una firma catalana, con varias plantas de viviendas y un almacén. La obra que finalmente vio la luz fue un palacio neogótico con aires medievales, con sótano, almacenes comerciales a pie de calle, cuatro pisos y un ático, que Gaudí reforzó con cuatro torres cilíndricas rematadas con pináculos en cada una de las esquinas.

En la fachada, esculpido en piedra, san Jorge lucha con el dragón, en un guiño al origen catalán del arquitecto que ideó la obra.

Una de las muchas anécdotas que se cuentan de Casa Botines, además de la firme convicción de los leoneses de que el edificio se caería antes de concluir las obras, es que durante unos trabajos de restauración que se realizaron en los años cincuenta del siglo pasado se descubrió un tubo de plomo dentro de la escultura del santo, en cuyo interior se encontraron planos originales firmados por Gaudí y recortes de prensa de la época de su edificación.

Estilos e influencias

La ruta leonesa exhibe una mezcla de estilos, influencias, corrientes ancladas en el pasado y nuevas expresiones arquitectónicas. Modernismo, historicismo y eclecticismo se fusionan en un paseo de gran interés. Son más de 30 edificios, entre casas e iglesias, como el café Victoria, que se mantiene abierto con el mismo nombre y la misma actividad desde el siglo XIX; la farmacia Merino, cuyo mobiliario, iluminación y negocio se conservan intactos, o la capilla Cristo de la Victoria.

Farmacia Merino
Farmacia Merino, la más antigua de León. Cinco Días

Se puede contemplar también mucha arquitectura de ladrillo y piedra, como el palacio de Villasinta o el edificio sede del Banco de España de 1902 o la Casa Alfageme, también del mismo año. 

Pero, además de Casa Botines, la provincia de León tiene la suerte de ser sede de otra de las tres obras que llevan la firma del arquitecto catalán fuera de Cataluña (la tercera es el Capricho, en Comillas, Cantabria).

El Palacio Episcopal de Astorga es un edificio muy especial que Gaudí diseñó enteramente como un castillo, con torreones, foso y almenas incluidas, y un interior que se parece más a una iglesia. A escasa media hora de León capital, se encuentra esta residencia episcopal que, paradójicamente, nunca llegó a ser habitada por ningún obispo.

Gaudí fue elegido para diseñar el edificio por su paisano Joan Baptista Grau, entonces obispo de la ciudad, tras el incendio sufrido por la anterior vivienda eclesiástica. El Palacio Episcopal está hoy ocupado por el Museo de los Caminos, que alberga una extensa colección de objetos, la mayor parte relacionados con el Camino de Santiago. Es una excursión para conocer la obra de Gaudí lejos del entorno donde desarrolló el grueso de sus proyectos.

Guía del viajero

Casa Botines
Panorámica con Casa Botines en el centro. Cinco Días

Recorrido. La ruta El León de Gaudí/Ruta urbana del modernismo se puede hacer por cuenta propia, con tranquilidad y parada incluida para reponer fuerzas en alguno de los bares del Barrio Húmedo, o contratando el servicio de un guía oficial en Casa Botines, hoy convertida en museo que, naturalmente, es visita obligada.

Curiosidades. Justo enfrente de Casa Botines se encuentra la figura de su artífice. Se trata de una escultura de bronce realizada por José Luis Fernández, que muestra la imagen de Antoni Gaudí sentado con semblante pensativo y escribiendo unas notas.

Normas