Ocho grandes ayuntamientos y 9.500 millones cambian de manos

Madrid y Barcelona encabezan la lista de los consistorios con mayores presupuestos

elecciones municipales presupuestos pulsa en la foto

Los comicios del domingo han dejado grandes cambios en las principales ciudades de España. Aunque el PSOE fue la fuerza más votada, el hundimiento de Podemos le impedirá hacerse con los consistorios más significativos. En juego están 9.500 millones que cambiarán de manos. La convocatoria de elecciones llevó a muchos a prorrogar las cuentas de 2018 para este ejercico. Madrid y Barcelona lideran el ranking de los presupuestos.

Madrid. Manuela Carmena abandonará la alcaldía de Madrid. A pesar de haber ganado las elecciones con 19 escaños, el apoyo del PSOE de Pepu Hernández (con ocho representantes) no será suficiente para que Ahora Madrid sume los 29 concejales en los que se sitúa la mayoría necesaria para gobernar. Además, Carmena avanzó que tampoco ejercerá de jefa de la oposición, por lo que uno de los primeros pasos de Ahora Madrid será elegir a un sustituto que haga frente a la coalición de derecha.

Los 15 ediles del PP, los 11 de Ciudadanos y los cuatro de Vox sí sumarán la mayoría necesaria para gobernar la capital. De esta forma, el popular José Luis Martínez-Almeida, al ser el líder de la formación más votada dentro de esta coalición, ocupará el Palacio de la Cibeles y se encargará de la gestión de los 4.800 millones presupuestados para el Ayuntamiento de Madrid para este 2019. No obstante, algunos de sus proyectos, como el soterramiento de 3,8 kilómetros de la A5  –que también contemplaba Carmena–, con un coste de unos 180 millones, podrían descuadrar las cuentas y elevar el gasto.

Barcelona: como Manuela Carmena en Madrid, Ada Colau, al frente del consistorio de la Ciudad Condal reconoció su derrota. Su formación, Barcelona en Comú, empató en número de concejales con ERC (10). No obstante, fueron los independentistas los más votados, con el 21,3% frente al 20,7% que obtuvo Colau. La victoria de ERC supondría que por primera vez un partido independentista se haría con el Ayuntamiento. En sus manos quedarían los 2.647 millones presupuestados para 2019, unas cuentas que como en muchos consistorios supone prorrogar las aprobadas un año antes.

Para la formación de Gobierno en Barcelona, ERC podría contar con el apoyo de Junts per Barcelona (cinco ediles). Pero esta alianza seguiría siendo insuficiente para lograr la mayoría absoluta (21). Necesitaría el apoyo de otros partidos para confirmar su alcaldía. Ernest Maragall afirmó ayer que contactará con la formación de Quim Fort (JxCat) y la de Colau para lograr la investidura.

Zaragoza. La capital aragonesa también cambiará su alcalde en los próximos días. Cuatro años después, la izquierda de Zaragoza en Comú (hoy ZGZ), liderada por Pedro Santisteve, abandonará el poder. El partido que ha ganado las elecciones, el PSOE, tampoco podrá gobernar, ya que la suma de las izquierdas no alcanza la mayoría de 16 escaños.

La derecha, sin embargo, sí consigue esta cifra gracias a los ocho escaños del PP, unidos a los seis de Ciudadanos y los dos de Vox. De esta forma, Jorge Azcón, candidato popular, tendrá que lidiar con la prórroga de las cuentas de 2018, que ascendía a 795,8 millones, después de que el Proyecto de Presupuestos para 2019 de Zaragoza en Comú–que contemplaba un incremento del gasto del 2,5%– fuera devuelto a mediados de marzo tras la abstención del PSOE y las enmiendas a la totalidad de PP y Ciudadanos.

Granada. De nada le podría servir al PSOE haber sido la fuerza más votada por primera vez desde 1987. Con el 32,65% de los votos, el actual alcalde, el socialista Francisco Cuenca, logró 10 escaños. Su continuidad dependerá de Ciudadanos (cuatro concejales). Solo una alianza con la formación naranja le granjearía la mayoría absoluta (14). Si no, supondría replicar el acuerdo de la comunidad con un pacto de PP (siete), Ciudadanos (cuatro) y Vox (tres).

En juego está un presupuesto de 276 millones. Las cuentas aprobadas suponen un incremento de los ingresos y de los gastos el 5,3% y acaba con tres años consecutivos de prórroga. El presupuesto se articula en cuatro pilares: los impuestos sobre el capital (IBI y el tributo sobre los vehículos con 105,3 millones); las tasas por la recogida y tratamiento de residuos (24,5 millones); el dinero del Estado (60,3 millones) y los fondos de la Junta de Andalucía (23 millones).

Córdoba. Los socialistas no repetirán al frente de la alcaldía. Después de que en 2015, el PSOE de Isabel Ambrosio lograra la victoria por primera vez desde 1936, ahora los populares recuperan la plaza. Con nueve concejales frente a los ocho de los socialistas, solo la coalición de derechas (Ciudadanos con cinco ediles y Vox con dos) permitiría la investidura de José María Bellido. De nuevo la formación naranja tendrá la llave. Puede seguir el pacto de la comunidad o sumarse a las izquierdas, algo complicado pero en cuyo caso Ambrosio repetiría en el cargo.

El consistorio dio luz verde a las cuentas a mediados de mayo. El presupuesto a manejar son 268,3 millones. Prevé tener este año unos gastos de 286,3 millones. Entre las cifras más llamativas destaca los 33 millones destinado a inversiones: 14 millones corresponden a los fondos Edusi (UE), mientras que los otros 19 son propiamente municipales (entre actuaciones directas de capitulares y transferencias a empresas y entes municipales).

Oviedo. La alcaldía de la capital asturiana cambiará de color en las próximas semanas. El socialista Wenceslao López, que accedió al cargo en 2015 gracias al apoyo de Somos Oviedo e Izquierda Unida, será sustituido por el líder del PP, Alfredo Canteli, a pesar de haber sido la fuerza más votada. Los ocho escaños obtenidos por López, unidos a los tres de Somos Oviedo, no alcanzan la mayoría necesaria (14).

Canteli tendrá en su poder gestionar los 243,6 millones que la izquierda había presupuestado para este año y que contemplaban el gasto en inversión social más elevado en la historia de la ciudad. No obstante, para poder acceder al cargo, el popular necesitará el apoyo de Ciudadanos. El PP ha obtenido en estos comicios nueve concejales (frente a las 11 de hace cuatro años) y será suficiente con sumar los cinco representantes de la formación naranja para hacerse con la alcaldía, pudiendo dejar fuera de la gestión del ayuntamiento a Vox.

A Coruña. La izquierda seguirá al frente del ayuntamiento de A Coruña, pero el alcalde no será el mismo debido a la diferente distribución de votos obtenida por estos partidos en las elecciones del domingo. Mientras que en 2015, Marea Atlántica (formación local ligada a Podemos) fue la fuerza de izquierda más votada con 10 escaños, frente a los seis del PSOE, en estos comicios, los socialistas ha obtenido nueve concejales (los mismos que el PP) y Marea Atlántica se ha quedado con seis.

De esta forma, será este último el que ayudará a los socialistas a gobernar y la líder de los socialistas en la ciudad gallega, Inés Rey, la nueva alcaldesa. Este cambio de distribución pero no de color facilitará el cumplimiento de sus presupuestos, que alcanzan los 221,4 millones, prorrogados de 2018 aunque con ciertos ajustes, que recortaban las cuentas en 14 millones.

Gijón. Si no se repite el conflicto de la pasada legislatura en el que PSOE y Podemos fueron incapaces de llegar a un acuerdo, Foro dejará de estar al mando de la alcaldía. La suma de PSOE (11 concejales), Podemos-EQUO (tres) e IU (uno) permitiría superar en un concejal la mayoría absoluta, llevando a los socialistas a recuperar el control.

Como en muchos consistorios, el de Gijón se suma a la lista de las prórrogas presupuestarias. La alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, aprobó a finales de 2018 la extensión de los presupuestos de ese año, 26 millones menos que el proyecto elaborado por Foro y que finalmente decidió no presentar.

Normas