La coalición de derechas podrá gobernar en la Comunidad de Madrid

Gabilondo y los partidos de izquierdas se quedan a dos escaños de la mayoría pese a la victoria del PSOE

elecciones autonómicas
El candidato del PSOE para la Comunidad de Madrid, Ángell Gabilondo.

El Partido Popular mantiene su principal fuente de poder territorial tras conservar la Comunidad de Madrid, donde Isabel Díaz Ayuso podrá ser presidenta si recaba, como se prevé, los apoyos de Ciudadanos y Vox. Ángel Gabilondo, candidato del PSOE, ha ganado cómodamente las elecciones en la comunidad, gobernada por el PP durante 24 años ininterrumpidos, pero el pacto de izquierdas que anticipaban los sondeos no será posible.

El escrutinio ha sido muy ajustado durante la noche electoral, en la que Gabilondo arrancó con opciones relativamente cómodas de gobernar. Las cifras confirmaban lo apuntado por el sondeo de Telemadrid. No obstante, a medida que avanzaba el recuento, éste se iba ajustando, hasta que con dos terceras partes de las papeletas el bloque dederechas ya superaba al de izquierdas.

Así, al 99,89% escrutado, el PSOEes la lista más votada con el 27,35% del voto, cinco puntos por encima de la candidata popular y dos más que en 2015. No obstante, los socialistas mantienen los 37 escaños en la Asamblea de Madrid que tenían. La candidatura de Más Madrid con Íñigo Errejón obtuvo 20 escaños (16,65% del voto) y Podemos, siete diputados (5,5%), empatando ambas formaciones los 27 diputados de Podemos en 2015. El bloque de izquierdas ha conseguido 64 escaños, tres por debajo de los 67 que marcan la mayoría absoluta en una asamble con 132 parlamentarios.

En el lado de la derecha, el PP logra 30 diputados (22,21% del voto) y evita el sorpasso de Ciudadanos, que sube a 26 escaños y gana más de siete puntos hasta el 19,42%. La extrema derecha de Vox entra con 12 escaños y el 8,86% de los votos, muy por encima de la media del país.

Díaz Ayuso, se ha mostrado segura este lunes de que será la próxima presidenta de la Comunidad, aunque ha asegurado que no ha comenzado a negociar todavía con Ciudadanos y Vox. Por otro lado, la candidata 'popular' ha dicho que "desconoce" si las conversaciones para el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid se negociarán conjuntamente, dado que los mismos actores decidirán el gobierno ambas instituciones.

Uno de los mayores presupuestos

La batalla de Madrid es, sin duda, era sin duda más relevante de las que estaban por decidir la noche electoral. La Comunidad es el principal bastión de poder del Partido Popular, que maneja un presupuesto de 23.000 millones de euros, con competencias en sanidad, educación y justicia, entre otras, sobre la tercera comunidad más poblada del Estado, y la que tiene una mayor renta per cápita. De ahí que a pesar de la victoria de Gabilondo, la imposibilidad de gobernar deja un sabor amargo en las filas socialistas, que han tenido cerca la victoria del bloque de izquierdas.  

Los socialistas confiaban en que Unidas Podemos consiguiera más escaños, aunque en algún momento se ha llegado a temer que no llegara al 5% y se quedara fuera de la Asamblea, como ocurrió en 2015 con IU. Finalmente, la lista liderada por Isabel Serra ha conseguido 5,5%.  La participación en la comunidad se situó en el 68,08%, casi tres puntos más que en 2015, cuano se situó en el 65,69%. 

En el Círculo de Bellas Artes, donde se ha reunido un centenar de militantes socialistas y los equipos de campaña de Gabilondo y del candidato al Ayuntamiento de Madrid, Pepu Hernández, junto a miembros de las candidaturas y el secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, la tarde comenzó con optimismo. Las encuestas a pie de urna pronosticaban las victoria de Gabilondo y la posiblidad de gobernar, opción que se confirmó con los primeros datos del recuento.

Semanas antes de las elecciones, la encuesta realizada por 40dB para El País otorgaba entre 68 y 69 escaños a los partidos de izquierda, liderados por el PSOE (con 33 representantes), mientras que la derecha sumaba entre 63 y 64 diputados (el PP obtenía 27 escaños). Los sondeos realizados por el CIS, daban entre 66 y 75 escaños a las formaciones de izquierda (la coalición formada por Unidas Podemos, IU y Madrid en Pie, junto a Más Madrid y el PSOE). La derecha, por su parte, se quedaba con entre 56 y 65 diputados (con la suma de Ciudadanos, PP y Vox).

Normas