Ence se dispara un 4,6% en una buena jornada para las papeleras en Europa

La británica Mondi anuncia una subida de precios

Carga de un barco de celulosa de Ence, en Ribadeo.
Carga de un barco de celulosa de Ence, en Ribadeo.

Las empresas de papel y embalaje europeas han subido este miércoles en Bolsa después de que la británica Mondi, el mayor fabricante europeo de bolsas de papel y embalajes, informara a los clientes de una nueva subida de precios. La portavoz de la compañía confirma en un correo electrónico "la reducción continua de los niveles de existencias en conjunción con la creciente demanda del mercado", informa Bloomberg.

La compañía ya había incrementado los precios medios de venta en el segundo semestre de 2018 y en el inicio de 2019. Mondi ha subido un 1,4% mientras que las acciones de DS Smith han avanzado un 3,8%, en la Bolsa de Londres. En el parqué de Dublín, las acciones de Smurfit Kappa se ha revalorizado un 5,4%.

Así, al calor de este anuncio, la española Ence, uno de los valores más penalizados del Ibex en las últimas semanas, ha escalado al mejor puesto del Ibex con un repunte del 4,56%, que llegó a ser hasta del 6%. Con este ascenso, Ence recupera parte del terreno perdido. En lo que va de año, las acciones de la papelera española pierden un 25,6%. 

Corren malos tiempos para Ence. A la coyuntura bajista que vive el sector de la celulosa se suma ahora la derivada política. El triunfo del PSOE en las elecciones del pasado 28 de abril no ha hecho más que acrecentar las dudas que se ciernen sobre el valor después de que el Ejecutivo de Pedro Sánchez decidiera a comienzos de año no defender la prórroga de 60 años otorgada en 2016 para que la compañía continuara su actividad en la planta de Pontevedra.

En el primer trimestre del año Ence obtuvo un beneficio neto atribuible de 17,3 millones de euros, lo que significó una caída del 41,6% con respecto al mismo periodo de 2018. El grupo papelero lo achacó al efecto del tipo de cambio y al aumento de los inventarios de cara a la parada de la biofábrica de Navia (Asturias), que está siendo más larga de lo habitual para aumentar su capacidad de 80.000 toneladas.

Por su parte el Ebitda de Ence se redujo un 17,3% hasta los 52 millones de euros, mientras que el del área de Celulosa cayó un 28%, hasta los 39 millones de euros. La deuda de la compañía pasó de los 304 millones de finales de diciembre a los 400 millones de marzo.

La victoria socialista en los comicios del 28A perjudicó a Ence en tanto que el Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez anunció a principios de año su intención de no defender la prórroga concedida en 2016 para extender la actividad de su planta en Pontevedra durante otros 60 años.

Como respuesta, la papelera anunció que ha decidido congelar todas las inversiones no comprometidas en esta planta e iniciar los trabajos de ingeniería necesarios para concentrar las inversiones en la biofábrica de Navia.

El 71,4% de los analistas que forman el consenso de Bloomberg tiene consejo de compra mientras que el 28,6% recomienda mantener y no tiene ninguna recomendación de compra. En cuanto a la valoración, el consenso tiene un precio objetivo medio de 6,64 euros, lo que supone un potencial de revalorización del 64% respecto a los precios actuales de cotización.

Normas