Morgan Stanley rebaja un 90% el precio objetivo de Tesla

La automovilística cede alrededor de un 1,8%

Tesla Morgan Stanley

Los inversores siguen sin confiar en Tesla. Prueba de ello es el informe publicado este martes por Morgan Stanley, en el que rebaja el precio objetivo de la automovilística en un 90%, desde los 97 a los 10 dólares por temor a que el líder de los automóviles eléctricos haya saturado el mercado. Hay que tener en cuenta que las acciones de Tesla valen ahora alrededor de 200 dólares. La firma de Elon Musk ha reaccionado con caída del 1,8% en Wall Street. 

La decisión tomada por los analistas de Morgan Stanley se basa en un "el problema de la demanda": "Tesla ha crecido demasiado en relación con la demanda a corto plazo, lo que ejerce una gran presión sobre los fundamentos", explican desde la firma. Morgan Stanley ha rebajado el precio objetivo de Tesla en un escenario bajista, debido al riesgo de que la compañía incumpla sus previsiones de ventas en China, y registre la mitad de lo previsto. En un escenario base, la firma mantiene sin cambios el precio objetivo de Tesla a 12 meses (en los 230 dólares por título), mientras que en un escenario alcista, lo eleva hasta los 391 dólares. 

Tesla ha sido objeto de una serie de informes negativos en los últimos días, debido principalmente a una caída de las entregas. El fabricante automovilístico solo entregó 63.000 vehículos en el primer trimestre, aunque espera que la cifra aumenta hasta el rango de los 90.000-100.000 coches en el segundo y de los 360.000 a 400.000 en el año. No obstante, para Dan Ives, analista de Wedbush Securities, considera que lograr este objetivo sería "tarea hercúlea".

Las acciones de Tesla ceden un 38% en lo que va de año. El lunes sus títulos llegaron a superar los 200 dólares, a pesar de cerrar con una caída del 2,7%.

Para aumentar la demanda, Tesla tendrá que registrar un fuerte crecimiento en China, vender vehículos utilitarios deportivos a un precio más bajo y ofrecer flotas de movilidad, afirman desde Morgan Stanley. Sin embargo, el aumento de las ventas en China está en riesgo por las tensiones comerciales del país asiático con EE UU.

Normas