Acciona y Abengoa, interesadas en las renovables de Kazajistán

Una delegación de la compañía que dirige la familia Entrecanales se reunirá esta semana con el Gobierno kazajo en Nursultán, la capital

Renovables Ampliar foto

Kazajistán, el noveno país más grande del mundo, rico en petróleo, gas y recursos minerales, quiere convertirse en un importante polo de atracción de inversiones aprovechando su posición estratégica, en el centro de Asia. El Gobierno kazajo está interesado, en concreto, en atraer infraestructuras, energías renovables, sobre todo solar, y tecnologías verdes para que sus sectores agrícola y de transporte sean más eficientes y así impulsar el desarrollo de una economía sostenible.

Una delegación de la compañía española Acciona visitará esta semana a esta exrepública soviética para sostener reuniones sobre esta materia con el responsable del recién creado (2018) Centro Internacional de Inversión y Tecnologías Verdes (IGTIPC, por sus siglas en inglés), Rapil Zhoshybayev; el ministro de Energía, Kanat Bozumbáev, y dos empresas locales. 

El potencial fotovoltaico, eólico, hidroeléctrico y de redes del país, principales atractivos para invertir

Y no es la única, según Zhoshybayev, en una entrevista con CincoDías en el marco del XI Foro Económico de Astaná, celebrado el 16 y 17 de mayo pasado, otras empresas españolas, como Ambiente, Energía y Naturaleza, en joint venture con una firma canadiense, que va a entrar ya en este mercado, se han interesado en invertir en este país debido a su potencial fotovoltaico, eólico, hidroeléctrico y de redes de distribución inteligentes, entre otros. Abengoa también está interesada en proyectos en el país, según han confirmado fuentes diplomáticas.

La cita, con el lema Inspiring growth: people, cities, economies (Estimulando el crecimiento en la gente, las ciudades y la economía), una de las más importantes de la región que se celebra desde 2008, congregó a más de 150 países, cerca de 20 reconocidos premios nobeles y unas 30 figuras políticas extranjeras mundiales de alto nivel. En este encuentro internacional se han firmado más de 300 memorandos y acuerdos por un valor superior a 20.000 millones de dólares.

El pulso que mantienen Washington y Pekín es uno de los mayores riesgo de la economía mundial, según Lagarde

El foro estuvo marcado por las preocupaciones sobre la ralentización mundial de la economía y el aumento de las tensiones globales debido a la guerra comercial entre EE UU y China. La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, presente en la inauguración, incidió en que el pulso que mantienen Washington y Pekín es uno de los mayores riesgos, así como el endurecimiento de las condiciones financieras,  que influyen en la debilidad del PIB –el organismo anunció una rebaja de las previsiones de crecimiento por debajo del 3,5% este año–. 

"Estamos en un momento delicado. Hace dos años, el 70% de la economía global experimentaba alzas y ahora el 70% se está desacelerando", dijo.Y declaró que es el momento de potenciar un crecimiento sostenible e inclusivo, que se extienda a las mujeres, los jóvenes, los más pobres y a los que viven en zonas rurales.

Vista del XI Foro Económico de Astaná, celebrado en Nursultán a mediados de mayo.
Vista del XI Foro Económico de Astaná, celebrado en Nursultán a mediados de mayo.

Lagarde aprovechó, además, para recordar los retos de la región: avanzar en materia fiscal para mejorar problemas críticos como la educación, la salud o las infraestructuras; el combate de la corrupción y la necesidad de promover la transparencia institucional; incrementar la participación de la mujer y superar las barreras legales y económicas que padecen y mejorar el acceso al sistema bancario.

El expresidente Nursultán Nazarbáyev, que sigue al frente del partido gobernante (las elecciones se celebran el próximo 9 de junio), resaltó la fortaleza del PIB, en el 4%, el incremento de la productividad y del país como socio clave y puente comercial entre Europa y Asia.

Kazajistán quiere convertirse en puente entre Europa y Asia Oriental

Además recalcó el especial interés en impulsar el comercio, la logística, el turismo y la digitalización, así como el reto que supone responder al aumento de la población en las ciudades y a la vez garantizar una educación y trabajo de calidad para el capital humano. Pero también se mostró preocupado por las tensiones entre EE UU, China, Rusia y la UE y de su impacto en la región.

En el acto de inauguración participaron también el presidente de Armenia, Armen Sarkissian; el primer ministro de Georgia, Mamuka Bakhtadze; el Premio Nobel de Economía 2018, Paul Romer; el director ejecutivo del banco ruso Sberbank, y Risto Siilasmaa, jefe de la junta directiva de Nokia. 

Normas