Glovo y Deliveroo piden al nuevo Gobierno acabar con la "inseguridad jurídica" de sus modelos laborales

El fundador de Glovo Sacha Michaud habla de "persecución" contra las nuevas compañías tecnológicas

glovo y deliveroo
AFP

Glovo y Deliveroo, las plataformas de reparto a domicilio, llaman al nuevo gobierno a eliminar los obstáculos regulatorios que impiden un mayor despegue de sus modelos de negocio. Representantes de ambas compañías, objeto de distintas resoluciones judiciales en su contra por la relación laboral que mantienen con sus repartidores, han defendido la flexibilidad como la clave de sus esquemas laborales y la vía más efectiva para crear empleo, en el marco del Congreso AECOC sobre el sector horeca.

"Hay grandes retos que España debe afrontar", ha defendido el cofundador de Glovo, Sacha Michaud. Entre ellos, este ha subrayado la "inseguridad jurídica" que rodea a este tipo de plataformas, "con sentencias a favor y en contra" por una regulación que, a su juicio, obstaculiza el desarrollo de la industria tecnológica en España. "Damos una imagen internacional de falta de apoyo a la industria tecnológica. Hemos visto en los últimos meses una persecución a empresas como Cabify, cuando hay países de nuestro entorno que son ejemplo de regulación", ha apuntado Michaud, poniendo el ejemplo de Portugal: "Allí los taxis y los vtc están alineados. Son retos que hay que afrontar. Este país debería ayudar a la revolución tecnológica en todos los ámbitos", ha añadido el cofundador de Glovo, subrayando que su modelo "es legal".

Por su parte, el director general de Deliveroo en España, Gustavo García, ha abogado por trabajar conjuntamente con el nuevo Gobierno presidido por Pedro Sánchez para dar forma a un nuevo marco regulatorio."No veo una persecución, pero es cierto que los innovadores siempre van más rápidos que la normativa. Pasó con el comercio electrónico. Estamos en un momento donde el modelo de trabajo está cambiando, y la necesidad de flexibilizar el empleo nos da la oportunidad  de crear más puestos de trabajo". Deliveroo afrontará el próximo 31 de mayo el primer juicio colectivo contra su modelo laboral, después de que la Inspección de Trabajo interpusiera una demanda de oficio tras una investigación a sus repartidores, a los que considera personal asalariado y no autónomo."Deliveroo es la única empresa del sector que paga seguro a terceros y de responsabilidad civil a sus riders", ha descrito García. "Queremos darles más coberturas, pero con la regulación actual, la barrera entre el autónomo y el asalariado es difusa y nos pondría en un situación en la que preferimos trabajar conjuntamente".

En esta línea, Gustavo García ha puesto como ejemplo el modelo de autónomo digital que se debate en Francia, y que permitiría esas mayores coberturas sin considerar al repartidor como asalariado. "Esperamos que sea una legislatura en la que podamos avanzar a un modelo de trabajo donde la flexibilidad sea esencial. Queremos trabajar con el Gobierno para dar más seguridad a los trabajadores", ha añadido.

Normas