Tecnología

EE UU afloja algunas restricciones a Huawei y da 90 días de transición al veto

El Ejecutivo permitirá a la empresa china comprar productos estadounidenses para evitar apagones en la red

El Departamento de Comercio de Estados Unidos ha expedido una periodo transitorio de 90 días al veto a Huawei y a sus empresas filiales para preparar una transición sin presencia del gigante tecnológico chino,  una señal sobre cómo las prohibiciones sobre la compañía de telecomunicaciones pueden tener enormes consecuencias para el sistema de telecomunicaciones estadounidense.

El secretario estadounidense de Comercio, Wilbur Ross, dijo en un comunicado que la licencia expedida por su departamento "otorga a los operadores tiempo para tomar medidas".

También permite  "espacio al departamento para determinar las medidas a largo plazo apropiadas para los estadounidenses y los proveedores de telecomunicaciones extranjeros que actualmente dependen del equipo Huawei para servicios fundamentales".

"A corto plazo", señala, la licencia permitirá que las operaciones sigan para los usuarios de teléfonos móviles Huawei y para las redes rurales de banda ancha.

El Departamento de Comercio explicó que la licencia permite que ciertas actividades necesarias continúen para respaldar los servicios móviles y redes existentes, "incluida la investigación de ciberseguridad crítica para mantener la integridad y fiabilidad de las redes y equipos existentes y totalmente operativos".

Como consecuencia del veto impuesto por el Gobierno de Trump, Alphabet, la empresa matriz de Google, anunció el lunes que retira las licencias a los productos Huawei, que no vendrán con Google Play, lo que significa de facto la imposibilidad de acceder a todas las aplicaciones diseñadas para Android que no estén en código abierto. 

Además de Alphabet, otros seis fabricantes de componentes electrónicos estadounidenses y uno alemán también han anunciado que rompen relaciones comerciales con Huawei. Las compañías de procesadores Intel, Qualcomm, Xilinx y Broadcom, la alemana Infineon Technologies y los fabricantes de chips de memoria estadounidenses Micron Technology y Western Digital dejarán de suministrar a Huawei también en cumplimiento de la orden de Trump, lo que podría demorar los planes de adopción de la red 5G a nivel mundial.

Mantenimiento de redes 

Ahora, el Gobierno de Estados Unidos ha aflojado algunas restricciones impuestas, y permitirá que Huawei compre productos de fabricación estadounidense para mantener las redes existentes y proporcionar actualizaciones de software a los teléfonos móviles existentes de Huawei.

La compañía todavía tiene prohibido comprar piezas y componentes estadounidenses para fabricar nuevos productos sin la aprobación de licencias que probablemente serán denegadas.

Estas medidas durarán hasta el 19 de agosto y sugiere que los cambios en la cadena de suministro de Huawei pueden tener consecuencias inmediatas, de gran alcance e inesperadas.

"Parece que la intención es limitar los impactos no intencionados en terceros que usan equipos o sistemas de Huawei", ha señalado a Reuters el abogado estadounidense Kevin Wolf, un exfuncionario del Departamento de Comercio. "Parece que están tratando de prevenir los apagones de la red", ha aseverado.

Sin embargo, "cualquier exportación, reexportación o transferencia dentro del país de artículos sujetos" al veto "seguirá requiriendo de una licencia especial" que el Departamento de Comercio debe otorgar "bajo presunción de denegación". 

Por su parte, Ren Zhengfei, fundador y consejero delegado de Huawei, ha señalado este martes en una entrevista a la cadena estatal CCTV que el alivio temporal de las restricciones comerciales por parte de Estados Unidos tienen poco sentido para la compañía, ya que la empresa china ya ha hecho los preparativos.

Además ha recalcado que el 5G de Huawei no se verá afectado y que el Gobierno de Estados Unidos está subestimando las capacidades de Huawei.

El Departamento de Comercio estadounidense puso el jueves a Huawei y a otras 68 entidades en una lista negra de exportación, que hace casi imposible que la empresa china compre productos fabricados en Estados Unidos.

La lista de entidades identifica a empresas que se cree que están involucradas en actividades contrarias a la seguridad nacional o los intereses de política exterior de Estados Unidos.

Alphabet Inc. suspendió los negocios con Huawei que requieren transferencia de hardware, software y servicios técnicos, excepto los que están disponibles públicamente a través de licencias de código abierto, según informó Reuters este domingo citando a una fuente familiarizada con el asunto.

Normas