Los laboristas británicos proponen nacionalizar las redes eléctricas

Los activos de la filial escocesa de Iberdrola, Scottish Power, se verían afectados

Imagen de la subestación Beauly Denny, en Reino Unido.
Imagen de la subestación Beauly Denny, en Reino Unido. Iberdrola

El Partido Laborista, el líder de la oposición en Reino Unido, propondrá en su programa electoral nacionalizar las redes eléctricas, según informa Bloomberg citando informaciones del Daily Telegraph. Según cifras de Reuters, la red eléctrica de Reino Unido estaría valorada en más de 60.000 millones de libras (69.000 millones de euros). Entre los activos afectados por la expropiación se encontrarían los de la filial escocesa de Iberdrola, la empresa Scottish Power.

De llevarse a cabo, los laboristas ofrecerían bonos estatales por valor de lo que decidiera el Parlamento a modo de compensación para las empresas. El diario Financial Times afirma que Jeremy Corbyn, el líder del partido, planea exponer su propuesta en detalle el próximo jueves.

La acción de Iberdrola ha terminado la sesión de hoy con una subida del 0,96%. Hay que tener en cuenta que se trata de una propuesta electoral y que, sin perder de vista la actual inestabilidad política en Reino Unido, las siguientes elecciones generales se celebrarán el cinco de mayo de 2022.

De celebrarse de inmediato, el Partido Laborista obtendría la victoria en los comicios generales al conseguir 300 asientos en la Cámara de los Comunes, según la media de diferentes sondeos recogida por Election Polling. Daily Telegraph informa de que el plan se llevaría a cabo “inmediatamente” después de la victoria del partido. El modelo propuesto sería el que ya se usó para nacionalizar el banco Northern Rock, en 2008, que cayó bajo control público tras pedir el rescate.

Los expertos de Citi aseguran que aunque la amenaza de nacionalización de la red eléctrica en Reino Unido no es nueva, sí que lo es la forma en la que el líder de la oposición justificaría pagar un precio más bajo en la expropiación. Los analistas creen que la propuesta genera más dudas que respuestas, y que podría implicar una nacionalización por un precio menor al valor real de los activos.

En su último informe integrado, Iberdrola detalla que las diferentes actividades en Reino Unido aportaron al ebitda del grupo un total de 1.744,1 millones de euros en 2018, un 18,65% de los 9.348,9 millones a los que ascendió el ebitda de la eléctrica en el anterior ejercicio. La cotizada asegura en ese mismo informe que para el periodo 2018-2022 tendría previsto realizar una inversión en Reino Unido de 2.660 millones de euros, un 19% sobre el total de 13.300 millones.

National Grid, otra de las eléctricas que se verían afectadas por la medida, ha roto su silencio asegurando que: "En un tiempo en el que existe la urgencia de hacer frente a los desafíos del cambio climático, lo último que se necesita es la enorme distracción, coste y complejidad que muestra ese plan". 

Normas