El pelotazo de Rihanna con LVMH

El grupo de lujo francés crea una firma de moda para la cantante, con la que en 2017 desarrolló una línea de cosmética que en el primer año facturó 500 millones de euros

La cantante Rihanna lanza su propia marca de moda, en colaboración con LVMH.
La cantante Rihanna lanza su propia marca de moda, en colaboración con LVMH. AFP

Rihanna convierte en oro todo lo que toca. Y el magnate francés del lujo Bernard Arnault conoce bien el tirón de la cantante Robyn Rihanna Fenty, nacida en Bridgetown hace 31 años, y convertida en musa e icono mundial dentro del mundo de la moda, con más de 70,5 millones de seguidores en Instagram y más de 90,9 millones de fieles en Twitter. El idilio empresarial entre el presidente del grupo LVMH y la estrella musical se inició en 2017 con el lanzamiento de una línea de cosmética, Fenty Beauty, que se comercializa en las perfumerías Sephora y que facturó en el primer ejercicio 500 millones de euros.

A esto se añade ahora el proyecto de una firma de moda, que incluirá prêt-à-porter, calzado y accesorios, llevará el nombre del apellido de la artista, Fenty, que tiene registrado desde 2014 y que se ha convertido en el sello de identidad de sus negocios empresariales. Rihanna tendrá el 49% del capital de la nueva sociedad, a la que Arnault inyectará 30 millones de euros, además de un equipo “talentoso y multicultural, que estará apoyado con los recursos del grupo”, ha señalado el empresario, que se deshace en elogios hacia la cantante. “Estoy orgulloso de que LVMH lidere esta empresa y espero que sea un éxito. Todos saben que Rihanna es una cantante maravillosa, pero a través de nuestra asociación en Fenty Beauty descubrí a una auténtica empresaria, una verdadera ejecutiva y una excelente líder”, ha manifestado el magnate en un comunicado de prensa, en el que se anuncia el desarrollo de la nueva marca, algo que no sucedía en el grupo LVMH desde la creación de Christian Lacroix en 1987.

Rihanna también le ha devuelto las alabanzas a Arnault, del que asegura que le ha dado la oportunidad de desarrollar una firma de moda en el sector de lujo, sin ningún tipo de barrera creativa. “No podía imaginarme mejor socio empresarial, y estoy deseando dar a conocer lo que hemos creado”. Será esta primavera cuando los primeros diseños se pongan a la venta. La sede de la firma se encuentra en el edificio parisino que ocupan otras enseñas de menor volumen de la compañía, entre las que se encuentran Celine, Givenchy o Loewe. El grupo LVMH, propietario de 70 marcas de lujo, facturó 12.538 millones en el primer trimestre de este año, un 15,5% más que en el mismo periodo del año anterior.

Por su parte, Rihanna cuenta desde el año pasado con una firma de ropa de lencería, Savage x Fenty, también mantiene desde 2016 una colaboración con la marca deportiva Puma, que hasta el año pasado pertenecía al conglomerado de lujo francés Kering. Su primera línea de ropa la lanzó con Armani en 2011, dos años más tarde presentó en la pasarela londinense una colección para la firma británica River Island. Ese mismo año también fue modelo de la campaña de la maison francesa Balmain, en 2015 fue imagen de Dior, casa para la que diseñó también unas gafas futuristas, en 2016 colaboró en una colección de zapatos de Manolo Blahnik, y ha sido protagonista de numerosas campañas de publicidad y de patrocinio. 

Está claro que Rihanna se ha convertido en un icono mundial que vende mucho más que música.

 

 

 

Normas