Marcha atrás de Thyssenkrupp: cancela su plan de dividirse en dos

La empresa estudia ahora segregar o sacar a Bolsa la filial de elevadores y prevé recortar 6.000 empleos

Una fase de la cadena de producción de la fábrica de acero de Thyssenkrupp en Terni (Italia).
Una fase de la cadena de producción de la fábrica de acero de Thyssenkrupp en Terni (Italia). EL PAÍS

El grupo industrial alemán Thyssenkrupp ha cancelado la escisión en dos compañías que anunció el pasado septiembre debido al entorno macroeconómico y a los problemas para defender la creación de la 'joint venture' entre la firma germana y la india Tata Steel ante la Comisión Europea, tras lo cual ha decidido sacar a Bolsa su división de ascensores. La empresa estudia ahora opciones para su filial de elevadores, que pasarían por sacarla a Bolsa o segregarla. 

En un comunicado, Thyssenkrupp ha reconocido que el Ejecutivo comunitario no ha quedado satisfecho con las concesiones planteadas por las compañías para fusionar sus operaciones de acero en Europa. Aunque todavía no se ha tomado ninguna decisión, la compañía alemana estima que la 'joint venture' no será aprobada. "Más compromisos o mejoras (en la oferta) afectarían negativamente a las sinergias que se pretendían con la fusión hasta el punto de que la lógica de la 'joint venture' ya no sería válida", ha afirmado Thyssenkrupp.

El portavoz de Competencia de la Comisión Europea, Ricardo Cardoso, ha afirmado este viernes en rueda de prensa que "en este momento lo único que podemos decir es que nuestra investigación está en marcha y que la fecha provisional que tiene la Comisión para tomar una decisión es el 17 de junio. Tenemos hasta esa fecha para hacer pública nuestra posición sobre la fusión". Debido al previsto rechazo de Bruselas, Thyssenkrupp ha decidido "revisar sus opciones estratégicas", por lo que se propondrá a la junta de supervisión que no se siga adelante con la separación en dos compañías independientes.

El pasado 17 de septiembre, Thyssenkrupp propuso dividir los bienes de equipo (ascensores, ingeniería y componentes de automóvil) del negocio de los materiales (trading de materias primas, la división de acero y forja, rodamientos, y construcciones marítimas).

Recorte de empleos

Así, Thyssenkrupp se centrará en mejorar su rendimiento operativo, para lo cual aligerará su estructura corporativa y creará una cartera de soluciones más "flexible". Como parte de esta estrategia, la firma propondrá al consejo de supervisión sacar a Bolsa la división de ascensores. Además, tras el fracaso reconocido de la fusión con Tata, el grupo prevé recortar 6.000 empleos, de ellos 4.000 en Alemania, dijo este viernes su presidente, Guido Kerkhoff, informa Efe.

La compañía espera contabilizar pérdidas netas para el presente año, al tiempo que el flujo de caja será negativo en "varios cientos de millones de euros". En los próximos resultados también se incluirá una provisión de 100 millones de euros para hacer frente a posibles multas derivadas de una investigación en Alemania por haber pactado precios con rivales para los productos planos y placas pesadas de aceros al carbono.

Normas