Santander propone un ERE no traumático con medidas de flexibilidad interna

Las salidas afectarán a más de 3.500 empleados

ere banco santander 2019
Un hombre pasando por delante de una sucursal de Banco Santander en Madrid

Santander y sindicatos han finalizado su primera reunión para abordar el nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) por la integración de la red de Banco Popular. En esta reunión el banco no facilitó cifras sobre el cierre de sucursales o el número de salidas que tiene previsto plantear. Aunque sí se concretó que estas salidas se articularán en base a lo recogido en el artículo 12 de convenio colectivo de banca, que fija que los criterios y procedimientos en procesos de reordenación se realicen a través de medidas de flexibilidad interna y de acuerdos negociados con los sindicatos.

El nuevo ERE será el cuarto llevado a cabo por la entidad en los últimos años. Las causas esgrimidas para esta reordenación son  las redundancias producidas tras la adquisición de Popular hace casi dos años y los retos de la transformación digital.

Fuentes financieras aseguran que la idea de Santander es plantear un ERE que afecte a algo más de 3.500 empleados, pero sin llegar a los 4.000. Este proceso, de hecho, es bastante costos para el banco. 

La reunión de hoy, además, coincide con las declaraciones de la subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, quien ha asegurado que la banca española es aún la que cuenta con más oficinas en Europa, pero también la que tiene menos empleados por sucursal, solo comparable a la banca japonesa.

Ana Botín ha recalcado en muchas ocasiones que pese a que se necesita reducir el número de oficinas, lo cierto es que aún proporcionan cuota de mercado, por lo que hasta ahora el banco ha sido partidario de no reducir el número de forma drástica. 

En la reunión de hoy, los sindicatos reclaman que gran parte de estas salidas se lleven a cabo por prejubilaciones con "una dotación económica suficiente que aporte estabilidad y garantía en el medio plazo para que los excedentes salgan de manera ordenada y sin tensiones. Pero también debe incluir un compromiso con la plantilla que sigue estando en el banco, para dotarla de capacidades y competencias que permitan afrontar la transformación digital a través de la formación y la recualificación profesional".  

Normas