Tecnología y transparencia en el mercado inmobiliario

El sector asegura haber aprendido de los errores y haber dejado atrás la opacidad, pero no es así

La irrupción de la tecnología en el sector inmobiliario permite ofrecer al usuario información contrastada y actualizada para ayudarle a tomar la mejor decisión en el proceso de compraventa de una vivienda. Las nuevas tecnologías están revolucionando el sector inmobiliario desde muchos ángulos. Quizá uno de los más relevantes sea el de la transparencia del mercado. A la hora de comprar o vender una casa, existen múltiples variables y es fundamental poder acceder a toda la información para tomar la decisión correcta.

El acceso a la información es uno de los marcadores que tiene en cuenta el informe Greti que la consultora JLL realiza anualmente sobre transparencia inmobiliaria, en el que España ha obtenido el puesto nº 19 en el ranking mundial.

El sector asegura haber aprendido de los errores y haber dado un vuelco en lo que a transparencia y relación con el cliente se refiere. Sin embargo, la realidad es que el modelo tradicional de compraventa no permite acceder a información a tiempo real y actualizada, y a menudo los datos de la vivienda provienen de fuentes sesgadas e independientes entre sí.

El modelo de compra también ha cambiado, y esta evolución ha empujado al sector inmobiliario hacia un punto de inflexión. En 2018, el estudio Anual de eCommerce en España, realizado por la IAB Spain y Elogia, reveló que, actualmente, 7 de cada 10 usuarios adquieren sus productos online debido a los precios y la facilidad de uso de las plataformas de compra. Se trata sin duda de una tendencia que está despuntando en el sector de la vivienda.

Por este motivo, se están implementado diversas estrategias para lograr que la compraventa de un inmueble se realice de la manera más sencilla posible, apoyada en datos actualizados y contrastados. A través de la tecnología big data, los usuarios pueden comparar el precio de una casa en tiempo real, acceder a estadísticas de sus anuncios, informes sobre el precio de mercado, etc., y además, contar con la ayuda de expertos inmobiliarios.

La transparencia es un valor vital para generar confianza en el usuario y es fundamental en el sector. Alguien interesado en comprar o vender su casa debe tener acceso a toda la información posible para tomar la mejor decisión. Esta es la tendencia en la que trabajamos ahora las proptech inmobiliarias, en la lucha contra la opacidad en los procesos de compraventa.

Guillermo Llibre es CEO de Housell

Normas