Siemens sacará a Bolsa en 2020 su negocio de energía en una nueva empresa que incluirá a Gamesa

Escindirá su actividad de luz, gas, petróleo y servicios

siemens negocio energético

El grupo alemán Siemens creará una nueva compañía que integrará todas sus actividades en el sector energético, incluida Siemens Gamesa, con el objetivo de sacarla a Bolsa en septiembre de 2020. Así lo anunció este martes la compañía en un comunicado. 

El consejero delegado de Siemens, Joe Kaeser, explicó en dicho comunicado que la empresa “quiere crecer significativamente” en los segmentos de negocio de la automatización, la digitalización industrial y las infraestructuras inteligentes, por lo que las operaciones de energía y gas no tienen cabida.

De esta manera, “Siemens tiene intención de cumplir sus objetivos de crecimiento y beneficios a medio plazo centrando claramente su cartera en mercados con crecimiento dinámico y en ganancias de eficiencia”, ha especificado la empresa.

La decisión de escindir los negocios energéticos la compañía ha sido aprobada este martes por el consejo de supervisión del grupo, así como por los representantes de los trabajadores. “Es necesario y valiente llevar a cabo los cambios cuando la compañía está funcionando bien”, asegurado por su parte el presidente del órgano supervisor de Siemens, Jim Hagemann

Así, la nueva compañía del coloso alemán incluirá la totalidad de las operaciones de la división de gas y electricidad, lo que comprende el petróleo, gas, la generación de electricidad convencional, la distribución de electricidad así como los servicios relacionados. La nueva sociedad tendrá “completa independencia” mediante un consejo de administración propio, a lo que se sumará su debut en los mercados bursátiles en septiembre de 2020, según la información oficial

La alemana transferirá el 59% que actualmente tiene en Siemens Gamesa Renewable Energy a la nueva compañía, en la que renunciará a tener una participación mayoritaria. Pese a ello, se mantendrá como un accionista principal, con una participación “algo inferior” al 50% y en un futuro previsible por encima del nivel de una minoría de bloqueo.

Asimismo, Siemens seguirá apoyando a su negocio energético escindido a través de su división de servicios financieros, mediante su equipo de ventas y licenciando la marca Siemens para su uso.
“Estamos convencidos de que esta decisión estratégica será positiva para todos los participantes y permitirá creación de valor a largo plazo para los clientes, empleados y accionistas”, ha apostillado Kaeser. 

Siemens anunció en septiembre pasado un plan de ahorro y el recorte de 2.900 empleos en Alemania en su negocio de gas y electricidad, que sufre una caída de la demanda de centrales eléctricas de generación convencional.

Normas