Industria

Siemens España vendió filiales por 680 millones en 2018 para la reorganización del grupo alemán

Cedió sus negocios ferroviario, de salud y movilidad a otras empresas del conglomerado

Uno de los trenes de alta velocidad de Renfe fabricados por Siemens.
Uno de los trenes de alta velocidad de Renfe fabricados por Siemens.

El ejercicio de reestructuración de los negocios del gigante alemán Siemens ha hecho adelgazar en activos a sus principales filiales españolas. Estas alimentaron sus resultados netos en el ejercicio 2017-2018 con la venta de filiales al grupo y elevaron los dividendos reportados a Alemania.

Siemens Holding SLU, cabecera de las actividades en este país y receptora de sus dividendos, ha declarado en su informe anual la venta de Siemens Rail Automation a la holandesa Siemens Mobility Holding por 433 millones de euros. Una cifra que sube desde el cálculo inicialmente previsto de 405 millones. La operación se enmarcó en la concentración de los negocios de movilidad y ferrocarril de Siemens para fusionarlos con Alstom, en un proyecto que fue frustrado entre enero y febrero ante los requerimientos de desinversiones por parte de la Comisión Europea.

El conglomerado español registró un beneficio de 28 millones por este movimiento intragrupo, al que se sumó la venta del 100% de Siemens Healthcare SL a otra holandesa, en este caso Siemens Healththineers Holding III BV, por 142 millones. El cambio de manos de esta última participación en manos de Siemens en España, dentro del conglomerado germano, dejó un beneficio de 3 millones.

Tras esta última venta subyace la reorganización del negocio de salud de Siemens, que el grupo sacó a Bolsa en marzo de 2018.

Los dos movimientos del año pasado de Siemens Holding SLU alcanzan los 575 millones, una cifra a la que hay que sumar aún los 104 millones captados por la también española Siemens SA, de perfil más industrial que su cabecera local, por la enajenación del negocio de Mobility “como parte de la reorganización de Mobility a nivel mundial”. De nuevo, un paso previo a que fuera tumbado el plan de matrimonio con Alstom. Esta venta de Siemens SA dejó un beneficio de 73,4 millones y elevó las operaciones de Siemens en España, motivadas por la reorganización del grupo, hasta los 679 millones.

Se esperan ahora noticias sobre los planes de Siemens para la filial de ferrocarril y movilidad. Una incertidumbre que carga de expectación al Día del Mercado de Capitales que la compañía ha hecho coincidir, mañana miércoles, con la publicación de los resultados de su primer semestre.

Rosa García, hoy CEO de Alibérico, dirigio Siemens en España hasta el 1 de diciembre de 2018.
Rosa García, hoy CEO de Alibérico, dirigio Siemens en España hasta el 1 de diciembre de 2018.

De momento, Siemens puso en marcha el 1 de abril una nueva estructura en la que el portfolio de activos se reparte en tres grandes divisiones: Digital Industry, Smart Infrastructure, y Gas and Power. De forma paralela, Siemens tiene participaciones en negocios estratégicos a través de Siemens Gamesa o Siemens Mobility.

Alta retribución al accionista

Las dos sociedades españolas, Siemens Holding y Siemens SA, vienen convirtiendo en los últimos años el 100% de sus beneficios en dividendos a la matriz alemana; o incluso más, con el recurso a las reservas.

Siemens SA, que estuvo liderada por Rosa García hasta el 1 de diciembre de 2018, dando el relevo a Miguel Ángel López Borrego, ingresó 638 millones de euros en el ejercicio fiscal cerrado el 30 de septiembre, lo que supuso un alza del 6%.

Su resultado neto se multiplicó por cinco, desde los 25 millones de septiembre de 2017 hasta los 126 millones declarados en 2018, por la citada plusvalía generada por Mobility. El dividendo fue del 100%

Siemens SA ya distribuyó todo su beneficio de 2017 en forma de dividendos, hasta los 57 millones, cifra a la que sumó otros 33 millones con cargo a reservas.

En cuanto a Siemens Holding SL, saldó 2018 con un beneficio de 84 millones, desde los 113 millones de 2017. La totalidad del resultado del pasado ejercicio irá a retribuir a su accionista, mientras un año antes se repartió el resultado neto de 113 millones más 65 millones con cargo a reservas voluntarias.

Entre traspasos de filiales y la generosa remuneración, la cabecera en España Siemens Holding ha adelgazado su activo no corriente en el último año de casi 900 a 360 millones. La liquidez acumulada, por su parte, casi se triplica hasta los 607 millones del cierre del pasado mes de septiembre.

Normas