Mahou pone a la venta la primera de sus parcelas en la Operación Calderón

Contrata a Colliers para un concurso en el que busca obtener 60 millones

El Atlético de Madrid espera vender su terreno a partir de este mes

Estadio Vicente Calderón, antiguo coliseo del Atlético de Madrid, donde se ubica la conocida como Operación Mahou-Calderón en la capital de España
Estadio Vicente Calderón, antiguo coliseo del Atlético de Madrid, donde se ubica la conocida como Operación Mahou-Calderón en la capital de España

El grupo Mahou-San Miguel sigue los pasos del Atlético de Madrid y ha puesto en el mercado el primero de sus solares para vivienda ubicados en la llamada Operación Mahou-Calderón en la capital de España, en las parcelas que ocupan el viejo estadio colchonero y la antigua fábrica de la cervecera. Además, el objetivo de la empresa, igual que el de la sociedad anónima deportiva, es conseguir uno de los precios más elevados que se paguen por el suelo en esa zona.

La cervecera ha encargado, según confirman fuentes de mercado, un concurso a la consultora inmobiliaria Colliers para vender este año la primera de las tres parcelas que ocupaban su antigua fábrica, una instalación que ya fue demolida, junto al estadio Vicente Calderón.

El Atlético de Madrid y el grupo de bebidas se reparten al 50% los terrenos de esta operación urbanística. Cada uno de ellos cuenta con alrededor de 63.000 metros cuadrados, repartidos en tres parcelas cada uno.

El Atlético de Madrid espera vender su terreno a partir de este mes

La empresa ha decidido poner en el mercado por ahora únicamente uno de los terrenos, de un tamaño cercano a los 20.000 metros cuadrados. La intención de la empresa es alcanzar alrededor de los 3.000 euros por m2, por lo que espera embolsarse hasta 60 millones de euros, según fuentes inmobiliarias. El grupo cervecero declinó hacer comentarios sobre esta noticia.

Mahou ha esperado a que este ámbito tuviera despejado los últimos trámites urbanísticos para ir al mercado. La junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó en abril la reparcelación de ese desarrollo, tras haber alcanzado a finales de año un acuerdo definitivo con los dos propietarios con un cronograma de las obras, que comenzarán este año con la demolición del estadio y que, en la parte residencial ya podrían comenzar a partir de 2020.

Una venta sin prisas

Grupo. A diferencia del Atlético de Madrid, con más prisas debido a la deuda por la construcción de su nuevo estadio, el grupo Mahou-Calderón no ha mostrado hasta ahora interés inmediato por vender esos terrenos en un entorno inmobiliario actual de tendencia alcista en precios. La cervecera, que cuenta con Alberto Rodríguez-Toquero como director general, alcanzó un nuevo récord de facturación en 2018, con 1.298 millones de euros. Su beneficio antes de impuestos fue de 170,4 millones.

Récord de precios. Los 3.000 euros a los que quiere llegar Mahou (o superar, en el caso del Atlético), supone un récord en el distrito de Arganzuela en el valor de los terrenos y llevará a que las casas se comercialicen a un precio de hasta 6.000 euros por m2.

Las parcelas que corresponden al Atlético son las más cercanas a la M-30, que tendrá un cubrimiento en esa zona, y al parque Madrid Río. En principio, pueden tener algo más de valor en el mercado precisamente por estar más cerca de esa nueva zona verde. En el caso de Mahou, sus solares se encuentran en las inmediaciones del Paseo Imperial.

El Atlético de Madrid, por su parte, ya comenzó a sondear al mercado en 2017, para lo que contrató a la consultora CBRE, con el fin de vender su terreno, pero finalmente se ha ido demorando la transacción hasta que no se ha solucionado los convenios con el Ayuntamiento, en una venta en la que se han interesado diversos fondos y cooperativas. Las fuentes del sector señalan que en este caso las ofertas vinculantes llegarán a finales de este mismo mes de mayo.

La intención del club es alcanzar un precio de 3.300 euros por metro cuadrado para conseguir alrededor de 200 millones de euros, como adelantó Cinco Días. Esta partida ayudaría a reducir o eliminar la deuda que la entidad deportiva tiene actualmente con Inbursa, banco del mexicano Carlos Slim, por esa misma cantidad por las obras de construcción del nuevo estadio Wanda Metropolitano.

Normas