EE UU abre la puerta a una acción militar en Venezuela "si es requerida"

Activa el primer paso: prohíbe que aviones estadounidenses sobrevuelen el espacio aéreo venezolano

Mike Pompeo
El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo. EFE

El secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, afirmó hoy que la "acción militar" es "posible" si es "requerida" para favorecer una transición política en Venezuela, un día después del levantamiento liderado por el líder opositor Juan Guaidó.

"La acción militar es posible. Si eso es lo que es requerido, eso será lo que EE UU hará", dijo Pompeo en una entrevista esta mañana en la cadena Fox. Pompeo subrayó, no obstante, que el objetivo es que haya una transición del poder "pacífica" en Venezuela.

Con todo, la Administración Federal de Aviación estadounidense ha dado el que es el primer paso en caso de intervención: prohibir a aeronaves estadounidenses circular por el espacio aéreo venezolano por debajo de los 8 kilómetros de altura debido a "la inestabilidad política".

Estados Unidos presionó este martes a los militares venezolanos y a figuras clave del chavismo para que apoyaran el levantamiento encabezado por Guaidó, y responsabilizó a Rusia y Cuba de que, varias horas después del alzamiento, el presidente Nicolás Maduro siguiera en el poder.

Guaidó anunció a primera hora del martes que "la familia militar" había decidido unirse a su movimiento para expulsar del poder a Maduro.

El autoproclamado presidente interino de Venezuela apareció junto al líder de su partido, Leopoldo López, quien burló la prisión que cumplía en su domicilio para sumarse a las manifestaciones, en las que al menos una persona resultó muerta y 77 heridas, incluidos ocho miembros de los cuerpos de seguridad.

Al final de la jornada, el alzamiento militar no parecía haberse concretado en Venezuela, algo que Pompeo atribuyó ayer a la influencia de Rusia.

Maduro "tenía un avión en la pista, estaba listo para irse esta mañana, según entendemos, pero los rusos indicaron que debería quedarse", aseguró Pompeo a la cadena de televisión estadounidense CNN, y agregó que el presidente venezolano "se dirigía a La Habana".

La Casa Blanca también culpó a Cuba, a la que acusa de tener a unos 25.000 efectivos infiltrados en las fuerzas de seguridad e inteligencia venezolanas, de haber frustrado aparentemente el levantamiento de Guaidó, y amenazó con nuevas sanciones a La Habana.

Por su parte, Maduro desmintió que pretendiera abandonar Venezuela y remarcó la "total lealtad" de las Fuerzas Armadas. A la vez, acusó hoy a EEUU y Colombia de respaldar el alzamiento, y al presidente estadounidense, Donald Trump, de no dejar pasar "un día" sin "meterse" con Venezuela. "Yo creo, de verdad lo digo (...), que en los Estados Unidos de Norteamérica no había habido un Gobierno tan loco como este", añadió en referenciaa la Administración de Trump.

Venezuela atraviesa un agravamiento de la tensión política desde enero pasado, cuando Maduro juró un nuevo mandato de seis años que no reconocen la oposición y parte de la comunidad internacional, y Guaidó se proclamó jefe de un Gobierno interino que cuenta con el respaldo de más de 50 países.

Normas