Flash aterriza en Madrid con la mayor oferta de patinetes compartidos

La compañía, propietaria de Koko, tiene permiso para desplegar 2.296 patinetes por la capital, más de una cuarta parte del total de licencias otorgadas por el Ayuntamiento

En el centro de la imagen, Diana Morato, consejera delegada de Flash en España.
En el centro de la imagen, Diana Morato, consejera delegada de Flash en España.

Flash, empresa alemana dedicada al negocio de los patinetes compartidos, aterriza en Madrid con 2.296 unidades desplegadas en las calles de la capital, lo que supone más de una cuarta parte de los 8.610 permisos que ha otorgado el Ayuntamiento. Se transforma así, en la compañía con mayor presencia dentro del sector en la capital española. Dicho número ha sido posible alcanzarlo gracias a la adquisición de Koko, otro operador que consiguió 981 permisos del Consistorio.

“Nos sentimos orgullosos por la confianza que la ciudad de Madrid nos ha otorgado concediéndonos la autorización de desplegar una flota capaz de alcanzar cualquier punto de la ciudad, de norte a sur. Como el mayor operador de vehículos de movilidad personal de la capital, nos tomamos esta responsabilidad muy en serio”, ha señalado este jueves Diana Morato, consejera delegada de Flash en España.

La compañía, que recaudó en enero de este año 55 millones en rondas de financiación, cuenta con presencia en Francia, Bélgica, Portugal, Alemania, Austria, Suiza y ahora España. Morato ha señalado que prevén expandirse a más ciudades del país, pero que irán de la mano de los Ayuntamientos, cuyo principal miedo, ha explicado la directiva, es que otras empresas del sector comiencen a poner patinetes en las calles sin control. "La regulación es necesaria y estamos trabajando para que tenga sentido", ha asegurado Morato.

“Entre los objetivos de Flash está facilitar la intermodalidad entre vehículo compartido y transporte público. Al ofrecer una alternativa confiable y cómoda para viajes cortos, queremos contribuir a que muchas personas decidan dejar las llaves del coche en casa. Sin embargo, la problemática causada por los viajes innecesarios en automóvil no se limita solamente a la ciudad de Madrid. En las próximas semanas, queremos empezar a trabajar con ayuntamientos de toda España para ayudar a reducir la congestión y mejorar la calidad del aire de las ciudades”, ha añadido la directiva.

La compañía tendrá un equipo de trabajadores, cuyo número no han especificado, que se dedicará a recoger los patinetes y encargarse de su mantenimiento y carga, que se hará en las instalaciones de la compañía.

El Ayuntamiento dio permiso a 18 empresas el pasado mes de febrero para desplegar patinetes eléctricos compartidos en la calle. Flash y SJV Consulting fueron las que más licencias obtuvieron con 1.315 cada una. En tercer lugar quedó Koko, una firma española, que consiguió 981 permisos, y en cuarto puesto Bird, con 797 licencias. El gigante estadounidense Lime, que colocó sus patinetes sin permiso previo del Consistorio y por ello tuvo que retirar sus dispositivos, apenas obtuvo 641 licencias.

Otra de las empresas que decidió entrar recientemente en el negocio de los patinetes eléctricos fue la automovilística Seat, que este mes anunció su alianza con UFO, compañía que obtuvo 530 licencias para operar en la capital. La compañía ofrece a sus clientes los eXS Kickscooter, un modelo de patinete que Seat lanzó en noviembre del año pasado.

Normas