Las mujeres y los mileniales tiran de la RSC

El cambio de generación será clave en el alza de activos que respetan el medio ambiente

Las mujeres y los mileniales tiran de la RSC

Una palanca para las inversiones socialmente responsables (ISR) son y serán las mujeres y jóvenes, concretamente los millennials, nacidos entre 1984 y 1990. La razón es la misma: mayor concienciación y predisposición para crear un mundo mejor en todos los ámbitos posibles. El avance de la cultura financiera en las nuevas generaciones está también inclinando la balanza a favor de este segmento para el ahorro.

Un estudio de Allianz Global Investors publicado este mismo mes recoge que el 89% de los inversores españoles particulares tiene en cuenta los criterios ambientales, sociales y de buen gobierno (ASG) a la hora de tomar decisiones sobre qué hacer con su dinero, y que el 74% probablemente invertiría en fondos relacionados con los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU.

En este sentido, Morgan Stanley destaca que entre la oferta de productos ISR, los millennials suelen elegir compañías con objetivos sociales y ambientales con una frecuencia dos veces mayor a la del resto de inversores. “Aunque en la actualidad son los grandes inversores institucionales los más activos en este tipo de inversiones, el interés de este colectivo permite presagiar que, a mediados de este siglo, las oportunidades en este ámbito de inversión podrían llevar a transferencias de riqueza superiores al 4% del PIB mundial”, explican desde BBVA Asset Management.

Influencia

En la carta que Larry Fink, presidente de BlackRock, escribió este año a los consejeros delegados de las compañías donde invierte explica que, “en los próximo años, las opiniones de los millennials no solamente impulsarán sus decisiones como empleados, sino también como inversores en un contexto en el que el mundo está viviendo la mayor transferencia de riqueza de la historia: 24 billones de dólares pasarán de manos de la generación de la posguerra, los baby boomers, a los millennials.

Y a medida que el dinero cambia de manos y se modifican las preferencias de inversión, los asuntos en materia ambiental, social y de gobierno corporativo serán cada vez más importantes para las valoraciones de las compañías”.

La cifra

91% de las mujeres tiene interés por la inversión socialmente responsable. Solo un 12% espera que esta opción fracase en cuanto a la obtención de rentabilidad, según un estudio de Allianz.

Con respecto a la mujer, hace un par de años Larry Fink afirmaba que “la realidad es que en el mundo más del 50% de la riqueza del hogar es administrada por mujeres” y destacaba la importancia de que se fomentara su liderazgo en las empresas.

Ahorro a largo plazo

El estudio elaborado por Allianz amplía hasta el 91% el interés de las mujeres españolas por invertir con criterios sostenibles. Además, las féminas, en general, piensan más que los hombres en canalizar sus ahorros hacia productos de largo plazo, algo fundamental en la ISR. Son también más optimistas, porque solo el 12% de las que participaron en el sondeo sopesó obtener rentabilidades negativas en su elección por la ISR, frente al 18% del género masculino.

En cuanto a las preferencias, la educación y la salud son las áreas que más interesan a los inversores españoles, en general, seguidas de la lucha contra la corrupción, los derechos humanos y sociales y las energías renovables. Otros aspectos valorados son el agua, el cambio climático, y el pago de salarios justos.

Normas