Información privilegiada

Así utilizó el exjefe de Eurohypo en España su cargo para lucrarse en Bolsa

El exbanquero usó información privilegiada para ganar dinero con la opa de Parquesol y la Audiencia Nacional ratifica dos multas de la CNMV

Ciudad Parquesol, en Valladolid.
Ciudad Parquesol, en Valladolid.

En los años previos al estallido de la burbuja del ladrillo, las fusiones entre empresas inmobiliarias eran habituales. Al calor del pelotazo del ladrillo, una decena de promotoras debutaron en el mercado entre 2004 y 2007. La salida a Bolsa el 5 de mayo de 2006 de Parquesol, una promotora vallisoletana propiedad de la familia Fernández Fermoselle, fue un fracaso. Las acciones se vendieron a 23 euros, lo que suponía una tasación del grupo de 993 millones de euros. Sin embargo, enseguida se desplomaron hasta el entorno de los 17 euros.

Grupo San José acordó la compra de Parquesol a 23,1 euros por acción tres meses después del estreno bursátil, y entre medias tres personas utilizaron información privilegiada que castigó la CNMV. Dos sentencias de la Audiencia Nacional, una del pasado febrero y otra de marzo, a las que ha tenido acceso este periódico, ratifican que el supervisor tenía razón y explican con detalle todo el proceso que llevó a una condena de cárcel a José Luis Zanetty, exdirector general del banco Eurohypo, filial de Commerzbank, y a su amigo y socio en diversas empresas Francisco Garriga Miró.

Jacinto Rey, tras comprobar el fiasco de la oferta pública de venta (OPV) de Parquesol, comienza a negociar con la familia Fermoselle a finales de junio de 2006, con el objetivo de comprarle su participación a un precio mínimo de 23 euros. Así, asesorado por GBS Finanzas, San José acepta el precio y los fundadores de la promotora pucelana acuerdan venderle el 50,8% que controlan del capital.

El 19 de julio de 2006, Zanetty se reúne con el presidente de San José en la sede de esta última empresa con el objetivo de proporcionarle financiación suficiente para la adquisición. Al día siguiente, el director financiero de San José se reúne con el jefe de Eurohypo en España, cada uno con representantes de sus respectivos asesores, GBS Finanzas y Atlas Capital. 24 horas más tarde, Eurohypo comunica que no financiará la opa. Barclays se encargará de ello.

Pero, ya con la información de que la opa se haría al menos a 23 euros por acción, Zannetty comienza a maniobrar. Así, se lo comunicó a su cuñado, Julio Torres, que pidió un crédito de más de 177.000 euros para comprar acciones a 19,69 euros y venderlas después de ser presentada la opa –el 28 de julio se comunica la operación a la CNMV– a 23,02 euros. Torres fue condenado a devolver los beneficios por participar a título lucrativo de los delitos cometidos por Zanetty y Francisco Garriga Miró.

El exjefe de Eurohypo, que también fue consejero del grupo inmobiliario Alza Real Estate hasta que dimitió en abril de 2016, fue condenado en firme en agosto de 2015 por el Tribunal Supremo, que ratificó la pena de cuatro años de prisión impuesta por la Audiencia Nacional por uso de información privilegiada y blanqueo de capitales por la compra de acciones de Parquesol en julio de 2006.

La sentencia del Supremo relata que el mismo día de la reunión con el presidente de la inmobiliaria, Zanetty había informado de los detalles a su amigo y socio Francisco Garriga Miró, que se lanzó a “una frenética actividad compradora de acciones de Parquesol”, según Efe. Así, invirtió a través de sus empresas casi 13 millones de euros entre los días 19 y 21 de julio de 2016, a un precio máximo de 19,71 euros la acción. Títulos que vendió a entre 22,82 y 23,01 euros en la primera quincena de agosto, obteniendo 2,2 millones de euros de beneficio.

Garriga fue condenado a dos años de cárcel y a pagar una multa de 645.682 euros por blanqueo de capitales, ya que ambos delincuentes abrieron diversas cuentas en el Principado de Andorra para acumular los beneficios de las operaciones desde las que realizaron ingresos en sociedades panameñas a su nombre. También se le obligó a devolver los 1,5 millones de euros que obtuvo de beneficio.

Las sentencias de la Audiencia, que revelan el modus operandi de ambos, dan la razón a la CNMV y ratifican las multas por uso de información privilegiada. El cuñado de Zanetty tiene que desembolsar 28.350 euros, la misma cantidad que obtuvo de forma ilícita, por una infracción grave de la Ley del Mercado de Valores, y Garriga Miró, 4,4 millones por una muy grave. Zanetty se ha librado de la sanción administrativa, puesto que ya fue condenado por el delito de información privilegiada a abonar 1,54 millones.

La burbuja que estalló en 1.000 pedazos

Entre 2004 y 2007 los inversores inmobiliarios transformaron sus ladrillos en liquidez. Fadesa, fundada y presidida por Manuel Jove, debutó en Bolsa en 2004 para acabar fusionándose con Martinsa en 2007. La empresa resultante entró en concurso de acreedores en el verano de 2008. El ladrillo anegó el parqué de papel en 2006, y las operaciones corporativas en el sector acapararon las páginas de los periódicos. En un hecho sin precedentes, cuatro inmobiliarias –Renta Corporación, Parquesol, Astroc y Riofisa–, todas ellas controladas por familias o por empresarios de éxito, salieron al parqué. Ahora se sabe a ciencia cierta que ese año fue el pico del ciclo en precios y en construcción de pisos. Con todo, Realia logró debutar al año siguiente, en 2007, con grandes dificultades, cierto. Todas estas empresas han desaparecido, se han transformado por completo ante un futuro imposible debido a sus modelos de negocio o han sido liquidadas. Neinor, Aedas y Metrovacesa han sido las sucesoras en el mercado de aquellos iconos del sector inmobiliario. De momento, con poco éxito, pues todas ellas registran caídas respecto a los precios a los que se estrenaron.

Normas